Híbridos y Eléctricos

DECLARAIONES DE CARLOS TAVARES

Stellantis asegura que fabricar un coche eléctrico cuesta un 50% más que uno de combustión

Según el CEO de Stellantis, Carlos Tavares, fabricar un coche eléctrico supone unos costes entre un 40 y un 50 por ciento superiores a los de uno de combustión, lo que repercute en su precio de venta.

Carlos tavares ceo stellantis coste coches electricos
Según Carlos Tavares, CEO de Stellantis, los costes de fabricar un coche eléctrico suponen el doble que los de uno de combustión.

La gama de vehículos eléctricos de Stellantis es hoy en día probablemente la más extensa del mercado. En total ofrece 19 modelos diferentes entre todas sus marcas. Su CEO, Carlos Tavares, asegura que continuará introduciendo más aunque todavía fabricarlos cueste entre un 40 y un 50 por ciento más caro que uno similar de combustión.

Las declaraciones de Tavares se han producido con motivo de la presentación de los resultados financieros del grupo durante el segundo semestre del año pasado y los totales del año. El directivo señaló que el grupo disfrutó de unos sólidos beneficios a pesar de los costes que implica fabricar sus vehículos eléctricos, que se han visto compensados por los incentivos y los elevados precios de venta.

Durante la presentación, Tavares habló sobre el coste que conlleva construir un coche eléctrico en la actualidad. Utilizó para referirse a esta realidad como “el gorila en la habitación”. Es decir, algo que todos ven, pero de lo que nadie se atreve a hablar. A Stellantis le cuesta entre un 40 y un 50 por ciento más construir un vehículo eléctrico que uno de combustión. Si bien su precio de venta está muy por encima de los de combustión, las marcas no pueden transferir toda la carga económica sobre los hombros de los compradores, pero tampoco puede ser completamente absorbido por los fabricantes.

Tavares aseguró que uno de los objetivos principales de Stellantis es reducir sus costes internos y negociar los contratos con sus proveedores para nivelar la balanza. Según indica Motor Trend, algo que juega a favor del grupo automovilístico es la eficiencia. El dirigente asegura que el grupo es un 30 % más eficiente que la mayoría de sus competidores. Esta realidad se evidencia en los sólidos resultados financieros de 2021, a pesar de que entre todas las marcas del grupo tan solo se fabricaron seis millones de vehículos de los ocho que sus factorías tienen capacidad para producir.

Incluso en este escenario aparentemente desfavorable, Stellantis continuará lanzando una gran cantidad de nuevos vehículos eléctricos en los próximos años, gracias a que Tavares ha presionado a cada una de las 14 marcas del grupo para que establecieran un plan de transición completa a los vehículos eléctricos. Así, Alfa Romeo presentó recientemente su primer modelo electrificado, el Tonale, que se convierte en el primer paso de la marca italiana para convertirse en un fabricante totalmente eléctrico en 2028, lo mismo que quiere hacer Chrysler. Dodge también está preparando su primer muscle car eléctrico para 2024, mientras que se están desarrollando versiones eléctricas de Maserati GranTurismo y MC20. Por otra parte, Citroën, Fiat, Opel y Peugeot también están trabajando en sus nuevos vehículos eléctricos.

En el documento que ha presentado Stellantis acompañando a los resultados de 2021 se muestra una tabla en las que se representan los vehículos industriales y turismos disponibles a día de hoy, así como los que serán lanzados en el período anual de 2022 y 2023, que suman un total de 20 modelos electrificados entre eléctricos puros e híbridos enchufables.

Conversaciones: