Híbridos y Eléctricos

MARCA ELÉCTRICA A PARTIR DE 2024

Estos son los cuatro SUV eléctricos que DS fabricará sobre las plataformas STLA

DS se convertirá en una marca totalmente eléctrica en 2024 con una oferta de modelos basadas en SUV eléctricos de lujo, todos ellos construidos sobre las nuevas plataformas STLA. De menor a mayor serán: la segunda generación del DS3, del DS7 y los DS P8 y P9 (nombre de proyecto).

concepto DS Aero Sport Lounge
El DS P85, todavía bajo nombre interno de proyecto, podría ser un SUV cupé basado en el concepto DS Aero Sport Lounge. Imagen: Stellantis.

Tal y como anunció Stellantis durante la conferencia de presentación de los resultados económicos del grupo del primer semestre de 2021, DS Automobiles se convertirá en un fabricante exclusivamente eléctrico a partir de 2024. De aquí a que llegue la fecha límite, DS trabajará en seguir electrificando su oferta, entre la que destacan cuatro SUV eléctricos premium que muy probablemente están destinados a ser los más vendidos dentro de su catálogo.

En 2019, DS se convirtió en la primera marca del Grupo PSA en lanzar un vehículo totalmente eléctrico. Y lo hizo aposando por una de las categorías que más estaba creciendo en ese momento y que hoy vive su momento más álgido. El DS3 Crossback, E-Tense, es un SUV eléctrico premium del segmento B que buscaba cumplir las expectativas de quien desea un coche para desplazamientos de corto y mediano alcance con un cierto nivel de lujo, comodidad y equipamiento.

Ahora, bajo la bandera del nuevo Grupo Stellantis, DS está trazando su transición para convertirse en una marca eléctrica con una estrategia similar: ofrecer a los conductores lo que demandan. Por eso serán cuatro los SUV eléctricos que formarán parte de su catálogo en este momento tan crucial. Y para diseñarlos, DS cuanta con una herramienta que pone en sus manos el nuevo grupo automovilístico al que pertenece: las plataforma STLA.

Plan electrificacion marcas stellantis

Plan de electrificación de Stellantis: Alfa Romeo, Lancia y DS se convertirán en marcas 100% eléctricas.

DS3 Crossback

El primer coche eléctrico de la marca tiene prevista su remodelación para dar lugar a una segunda generación en 2026. Esa es la fecha en la que tiene previsto Stellantis sustituir la plataforma eCMP por la STLA Small. Muy probablemente, la segunda generación del DS3 Crossback E-Tense será uno de los primeros modelos en capitalizar esta arquitectura.

Los modelos que la empleen dispondrán de paquetes de baterías con capacidades brutas entre 37-82 kWh que permitirán autonomías de hasta 500 kilómetros en el ciclo WLTP. En cuanto a su motorización, el DS 3 Crossback de próxima generación podría hacer uso de un motor de 70 kW (94 CV) en su configuración básica.

DS3CROSSBACKE-TENSE

DS3 Crossback E-Tense.

DS7 Crossback

Según la información publicada por la web francesa L’argus, la segunda generación del DS7 Crossback se lanzará en 2025 como un crossover de lujo compacto y totalmente eléctrico. Los modelos de su tamaño emplean actualmente la plataforma EMP2 que no admite eléctricos puros (solo híbridos enchufables). Pero a partir de 2023 tendrán a su disposición una nueva arquitectura. La plataforma STLA Medium, anteriormente llamada eVMP, será estrenada por el Peugeot e-3008 y será compartida posteriormente por el nuevo DS7.

Los vehículos eléctricos que empleen la plataforma media STLA contarán con paquetes de baterías con capacidades brutas comprendidas entre los 87 y los 118 kWh. Con ellas, Stellantis logrará autonomías en sus coches eléctricos de hasta 700 kilómetros en el ciclo WLTP. Los modelos generados sobre ella, con formatos más eficientes, como las berlinas, los hatchbacks o los cupés ofrecerán las autonomías mayores. En el caso de los SUV, como es el caso del Peugeot e-3008 o el DS7 Crossback rondarán los 550 kilómetros.

DS7 Crossback E-Tense

DS7 Crossback E-Tense, híbrido enchufable.

En cuanto a las motorizaciones estarán disponibles con potencias entre 125 y 180 kW (168-241 CV) en configuraciones de tracción en dos ruedas (2WD) o tracción total a las cuatro ruedas (AWD).

DS P85 y DS P95

Bajo nombres todavía de proyecto interno, estos dos SUV estarán inspirados en el concepto DS Aero Sport Lounge presentado por la marca francesa en 2020 a través de las redes sociales por la cancelación del Salón del Automóvil de Ginebra. Este prototipo une a su tecnología eléctrica y su diseño un interior en el que se prescinde por completo de los mandos y las pantallas para su manejo, recurriendo al uso de los gestos y la voz, a través de un sistema de ultrasonido tridimensional inteligente.

El DS P85 podría ser una versión algo más aerodinámica del DST Crossback EV y el DS P95 sería un SUV más grande, con hasta siete plazas, que rivalizaría con el Volkswagen ID.6. Se montarán sobre la plataforma STLA Large que se utilizará para automóviles con longitudes entre los 4.700 y los 5.400 milímetros y anchos que van de 1.900 a 2.300 milímetros. Las autonomías que se podrán alcanzar con ellos pueden llegar hasta los 800 kilómetros.

Modulos accionamiento EDM escalables Stellantis

Los futuros SUV eléctricos de DS se beneficiarán los nuevos módulos de accionamiento eléctrico escalables de Stellantis. Imagen: Stellantis.

En todos los casos, Stellantis tiene previsto emplear dos químicas de batería diferentes, según la densidad de energía requerida por cada modelo y los costes máximos. A partir de 2024, las celdas a base de níquel proporcionarán 700 Wh/l y se empaquetarán en módulos, mientras que las celdas sin níquel ni cobalto proporcionarán entre 400 y 500 Wh/l. En este caso el empaquetamiento prescindirá de los módulos; las celdas formarán parte directamente del paquete de baterías. A partir de 2026, Stellantis espera mejorar en un 15% la densidad energética ya que cuenta con la viabilidad técnica futura de las celdas de electrolito sólido, que podrán fabricarse utilizando los mismos "activos industriales".

Conversaciones: