Híbridos y Eléctricos

NUEVA PLANTA EN EE.UU.

Tesla le mete prisa a Panasonic para acelerar las celdas 4680 de sus coches eléctricos

Hirokazu Umeda, el director financiero (CFO) de Panasonic ha revelado que Tesla les está pidiendo que aceleren en desarrollo de las celdas de batería 4680 para lo que construirá una nueva planta en EE.UU.

Panaxonic planta baterias 4680 tesla estados unidos-portada
Panasonic baraja la posibilidad de instalar una planta de producción de celdas 4680 en Estados Unidos.

Durante esta semana, alrededor de Panasonic han rondado los rumores sobre su intención de establecer una nueva planta de producción de baterías en Estados Unidos para abastecer la demanda de Tesla de las nuevas celdas 4680. Hirokazu Umeda, director financiero (CFO) de la empresa japonesa ha ofrecido algunos argumentos en favor de esta decisión, al admitir que Tesla está presionándoles para que aceleren en desarrollo de la producción de estas celdas.

Panasonic ya cuenta con una planta de celdas en terreno norteamericano, en Nevada, junto a la factoría de Tesla de Fremont, que gestiona en colaboración con el fabricante californiano. Allí se fabrican las celdas 2170 que Tesla implementa en las baterías del Model 3 y del Model Y sobre las que todavía hay una gran demanda. El fabricante japonés confirmó es acuerdo para la producción de las celdas 4680 a partir de 2023 en su planta de la prefectura de Wakayama, en Japón.

Según los informes de la compañía, esta segunda factoría se instalaría en un emplazamiento cercano a la nueva planta de Austin en Texas, recién inauguradas. Por ahora, Panasonic ha destinado una inversión total de más de 700 millones de dólares con la que hacer frente a la adecuación y reconstrucción de las instalaciones de Wakayama. Allí anuncia la construcción de dos líneas de producción adicionales a las existentes actualmente para la producción de las celdas 4680. Una vez renovada, la factoría tendrá una capacidad de producción anual estimada de 10 GWh, una cantidad suficiente como para alimentar a 150.000 coches eléctricos.

La envergadura del acuerdo entre Panasonic y Tesla compensaría afrontar el gasto de la construcción de una nueva planta, un coste que puede superar los miles de millones dada la tremenda complejidad que entraña una fábrica de baterías de ese nivel. A cambio se eliminarían los costes de transporte lo que supondría un gran ahorro para la firma.

Umeda no proporcionó detalles sobre estas instalaciones de Panasonic en los Estados Unidos. “No podemos decir más de lo que se ha publicado, pero estamos recibiendo muchas solicitudes. Estamos viendo una fuerte demanda continua de Tesla, para las baterías 2170, pero también para un desarrollo más rápido del 4680”, ha asegurado.

Citando fuentes relacionadas con este tema, Bloomberg ha señalado que Panasonic fabricará las celdas 4680 en esta nueva planta de Estados Unidos. Según esta información, Oklahoma y Kansas han estado haciendo todo lo posible para atraer la atención de Panasonic para que decida poner estas instalaciones en su territorio. Sus respectivas administraciones están muy interesadas en lograrlo y ofrecen paquetes de incentivos financieros, especialmente teniendo en cuenta la cantidad de puestos de trabajo que la planta de baterías crearía en ambos estados.

Una planta de Panasonic en Oklahoma o Kansas beneficiaría al conglomerado japonés y le daría una ventaja potencial frente a otros proveedores de Tesla como CATL y LG. En cualquiera de los dos estados la distancia a la nueva plata de Texas es escasa, lo que facilitaría la logística de las operaciones entre ambas instalaciones. Se eliminaría el laborioso proceso de traslado de las baterías, mejorando el suministro de los componentes a las instalaciones de Austin, que ya producen los Tesla Model Y con las esperadas celdas 4680.

Conversaciones: