Híbridos y Eléctricos

ADAPTADO EL VOLANTE DEL MODEL 3

El primer Tesla Model S Plaid con volante redondo no lo ha fabricado Tesla

Un propietario de un Model S Plaid, cansado del volante de mariposa que Tesla ha incorporado en esta nueva generación, ha logrado montar el volante redondo del Model 3 y hacerlo completamente funcional: “no volveré al Yoke”.

Volante tesla model 3 tesla model s
El volante redondo del Tesla Model 3 sustituye al Yoke del Tesla Model S Plaid de Ryan Huber, que ha logrado hacer funcionar también las palancas de las luces y los intermitentes, la palanca de cambios y las ruedas selectoras de los radios.

El controvertido volante del nuevo Tesla Model S vuelve a la palestra, aunque esta vez con lo que puede ser una buena noticia para los propietarios de este coche eléctrico. Ryan Huber, cansado de tener que emplear un volante que dificulta las maniobras a baja velocidad y que incorpora todas las funciones clásicas de las palancas en botones táctiles ha solucionado el problema. En su propia casa ha logrado sustituir este volante por uno redondo procedente de un Model 3 y hacer funcionales incluso las palancas de los intermitentes, las luces, la palanca de cambios y las ruedas físicas de los radios. Una solución que puede ser recogida por varias empresas que ya trabajan en un kit comercial con esta solución.

El volante con forma de yugo o mariposa, sin aro superior y repleto de botones táctiles para todas las funciones, del nuevo Model S se ha convertido en un auténtico problema. A parte de su legalidad o ilegalidad en diferentes mercados, las críticas se enfocan en su aparente incomodidad para maniobrar a bajas velocidades. La eliminación de la parte superior y la no implementación de un sistema de dirección por cable que no permite variar la relación de giro fija, 14,0:1, hacen que muchos propietarios echen de menos la parte del volante que falta. Elon Musk ya ha dicho que trabajan en ello, pero que aún le faltan años de desarrollo.

Volante yugo mariposa tesla model s

El volante del nuevo tesla Model S dificulta las maniobras a baja velocidad.

A la forma del volante se une la situación de mandos de los intermitentes, las luces o el selector de modo, que se han convertido en botones táctiles. Tras confirmarse que Tesla no ofrecerá la opción de elegir un volante redondo ni el Model S, ni en el Model X, que también lo ha incorporado, ni en ninguno de sus futuros modelos, se ha abierto la puerta a la creación de un mercado de accesorios de empresas externas que tratan de solventarles la papeleta a los clientes de Tesla.

Por ahora, el primero que lo ha conseguido es Ryan Huber, propietario de un Tesla Model S Plaid, que ha asumido este proyecto en primera persona. En su caso había logrado acostumbrarse a la forma del volante pero no a la botonera táctil así que su intención era lograr montar las palancas de un Model 3 en el Model S para hacerlas funcionales y mantener el volante, bautizado ya como ‘Yoke’ (yugo en inglés) por los seguidores de la marca.

Conseguido el primer objetivo, Huber logró también hacer funcionar las ruedas selectoras que incluye en los radios el volante del Model 3, así que decidió hacer el cambio completo. Él mismo afirma rotundamente, “no volveré al Yoke”. En este vídeo muestra el resultado de su trabajo:

Huber afirma que no tiene intención de comercializar su solución en forma de kit. Por ahora ha compartido todo su trabajo en la Github, un repositorio web gratuito para alojar proyectos técnicos que puedan seguir otras personas. Allí describe los materiales necesarios, los procedimientos de trabajo y el desarrollo del software necesario para que todo funcione correctamente. En este caso Huber tuvo que escribir el firmware personalizado para que el volante del Model 3 funcionara en el hardware del Model S Plaid.

La empresas que actualmente están desarrollando kits comerciales para lograr el mismo objetivo que Huber podrán emplear su solución para hacer que todo funcione correctamente.

Conversaciones: