A PARTIR DE FINALES DE 2019

Volkswagen y LG se organizan para asegurar el suministro de baterías para su primer coche eléctrico

Volkswagen y LG Chem mantendrán reuniones quincenales previas al inicio de producción de su primer coche eléctrico, el Neo, para controlar el suministro de celdas de baterías por parte del fabricante coreano.

Volkswagen y LG se organizan para asegurar el suministro de baterías para su primer coche eléctrico.
Volkswagen y LG se organizan para asegurar el suministro de baterías para su primer coche eléctrico.

Volkswagen y LG Chem han formado un grupo de trabajo que se reunirá cada quince días para garantizar la seguridad de la cadena de suministro de baterías para la producción de los nuevos coches eléctricos del fabricante alemán. LG Chem producirá, en su factoría de Polonia, las baterías de los próximos coches eléctricos de Volkswagen, cuyo primer representante será el primer modelo de la familia I.D., que llegará al mercado en 2019, conocido como Volkswagen Neo.

A partir de la nueva plataforma modular eléctrica MEB, Volkswagen lanzará 18 vehículos completamente eléctricos en todo el mundo en los próximos cuatro años, como parte de su estrategia de electrificación Roadmap E. Cada dos semanas y antes del inicio de la producción del Neo, en noviembre del próximo año, uno de los ejecutivos de más alto rango de la división de vehículos eléctricos de Volkswagen se reunirá con su homólogo en la fábrica de LG Chem en Polonia para discutir el progreso y resolver los posibles problemas que puedan surgir durante esta fase.

“Existen riesgos en las áreas de tercer y cuarto nivel, especialmente en estas nuevas tecnologías. Esta es la razón por la que creamos este grupo de trabajo con LG Chem", ha advertido Thomas Ulbrich, miembro del consejo de administración de Volkswagen y responsable de la movilidad eléctrica del Grupo.

LG Chem y sus proveedores están habituados a producir celdas de baterías para productos electrónicos de consumo, “pero no tienen tanta experiencia en la fabricación, los exigentes requisitos y los procesos exactos de producción necesarios para las aplicaciones automotrices”, explicó Ulbrich. "La disponibilidad de celdas de batería es para nosotros la base para producir los vehículos, por eso estamos cuidando hasta el extremo este componente. Esta es la estrategia que hemos ideado para asegurar la producción de 300.000 vehículos eléctricos en el año 2021, manteniendo los niveles de calidad y confiabilidad que demandan nuestros clientes”, ha añadido.

LG Chem también suministra sus celdas de baterías a fabricantes como General Motors, Volvo, Renault, Hyundai y Kia, con los que ya lleva acumulando experiencia desde hace unos años. Volkswagen ha reservado 20.000 millones de euros para acuerdos de suministro de baterías. LG Chem no será su único suministrador. Por ahora sabemos que también trabajarán con el fabricante chino CATL.

La preocupación de Ulbrich refleja la importancia que este componente tiene para todos los fabricantes de vehículos eléctricos. Markus Schaefer, el jefe de producción de Mercedes-Benz, uno de sus rivales más importantes, ha dicho también que su principal preocupación son todos los componentes que entran en la producción de los paquetes de baterías que se empaquetarán en su factoría de Kamenz en Alemania. Una circunstancia que cobra mayor importancia cuando aumente la producción de su nuevo SUV eléctrico, el EQC, que se iniciará a mediados del próximo año,

Conversaciones: