Híbridos y Eléctricos

¿QUÉ ME CONVIENE MÁS?

Montar monoplato en la bicicleta eléctrica: ¿opción indiscutible?

Prácticamente la totalidad de bicicletas eléctricas van montadas con un solo plato, pero hay algunas disciplinas que se resisten a equiparlo.

BRAVe1
El uso de un solo plato está muy generalizado entre las bicicletas eléctricas.

En los últimos años, el monoplato se ha impuesto en la mayoría de bicicletas de montaña. De todos modos, al ser una tecnología relativamente nueva, es posible que nos queden algunas dudas. A continuación vamos a comentar los detalles principales.

Eliminar piezas de la bicicleta siempre comporta una pérdida de peso. Sumando todos los componentes, podemos aligerar la bici hasta 500 gramos. El hecho de disminuir la cantidad de piezas de montaje también reduce el desgaste y la cantidad de recambios que debemos utilizar para hacer el mantenimiento. Más allá del plato y el mando del desarrollo anterior, también desaparecerán el cable, la funda y el desviador delantero.

Al no tener la posibilidad de cambiar en el plato, el mando izquierdo nos queda completamente libre y podremos utilizarlo para colocar un control remoto o el pulsador de la tija telescópica.

monoplato1

El monoplato simplifica el sistema de transimsión de la bicicleta.

También disminuiremos el riesgo de que se nos salga la cadena. En muchas ocasiones, este percance se produce por el hecho de llevar una combinación de plato y piñón demasiado forzada. La caída de cadena también suele darse en situaciones con una cadencia baja y un cambio brusco de plato, junto a una alta tensión de la transmisión.

De todos modos, instalar un monoplato conlleva algunas desventajas. El rango de cambios se reduce y podremos utilizar un menor número de relaciones. Aunque es cierto que con dos o tres platos no todas las combinaciones son óptimas, la amplitud de plato y piñón se traduce en un abanico más ancho.

Al tener menos juego con los desarrollos, también es muy importante acertar con el número de dientes del plato. Para hacer una buena elección, debemos tener en cuenta el terreno donde rodamos mayoritariamente y nuestra forma física. Como más llanos sean nuestros recorridos o más fuertes estemos, mayor podrá ser nuestro plato. En cambio, si frecuentamos senderos muy empinados o no estamos en un buen estado físico, deberemos optar por un plato con una cantidad de dientes más reducida.

Specialized Kenevo SL  bicicleta electrica

Los descensos técnicos en MTB no exigen un desarrollo muy alto.

¿Monoplato en ciclismo de carretera?

En las e-bikes, el monoplato se ha reafirmado como una pieza indispensable. En cambio, en carretera, no acaba de triunfar. Esto se debe a que los recorridos asfaltados demandan un mayor rango de relaciones. El ciclista de carretera acostumbra a pedalear en todos los terrenos, tanto en subida, llano o bajada. A diferencia del ciclista de montaña, que suele practicar descensos cortos y técnicos donde no se puede pedalear, el de carretera goza de largas pendientes favorables en buen estado en las que sí puede mover pedales.

De todos modos, el sector de la bicicleta no para de innovar. Las grandes marcas trabajan para sacar nuevos grupos de cambios al mercado que faciliten la práctica de este deporte. Quién sabe si en un futuro serán capaces de dar respuesta a las necesidades de todos los ciclistas.

Conversaciones: