Híbridos y Eléctricos

HASTA 8 HORAS DE TRABAJO

Kovako Elise 900: la primera cargadora eléctrica compacta fabricada en serie del mundo

Herramientas de trabajo como la cargadora eléctrica compacta Kovako Elise 900 están llamadas a hacerse con el protagonismo de toda obra y campos de trabajo en un futuro que se antoja no demasiado lejano, y gracias a Fully Charged vemos cómo se desenvuelve en plena tarea.

Kovako Elise 900, la primera cargadora compacta eléctrica en ser fabricada en serie en el mundo.
Kovako Elise 900, la primera cargadora compacta eléctrica en ser fabricada en serie en el mundo.

Las herramientas de trabajo eléctricas, sobre todo las de pequeño tamaño como la que nos ocupa hoy, están llamadas a hacerse con el protagonismo de toda obra y campos de trabajo en un futuro que se antoja no demasiado lejano. Cada vez son más las que vemos llegar al mercado, y ahora, gracias al programa Fully Charged, hemos visto de lo que es capaz la Kovako Elise 900 eléctrica.

Se trata de una cargadora eléctrica compacta de origen polaco que fue lanzada al mercado hace poco más de un año, y que el programa británico da a conocer mostrando la capacidad de trabajo que es capaz de desarrollar la Elise 900, que dado su pequeño tamaño, antes de verla funcionar pocos predirían sus capacidades.

Según la propia Kovako, es la primera cargadora eléctrica compacta ser producida en serie en el mundo, y llega a producción con una autonomía de trabajo de 2 a 8 horas dependiendo de la carga a la que se someta su pala cargadora, que puede parecer poco en términos de tiempo pero la realidad es que durante una jornada laboral será más que suficiente dado que pocas veces estará trabajando más de 5 horas seguidas, como comentan en el propio programa.

Además, se ve complementado por una velocidad de carga más que correcta para su cometido. En 3 horas tendremos disponible el 80% de la batería cargada, mientras que si queremos esperar al cien por cien tomará un total de 5 horas presumiblemente a través de un enchufe doméstico.

Otra ventaja que brinda la electrificación, además del obvio ahorro de costes en el desempeño de la Elise 900, es el papel que toma el software, que incluso puede llevar a la Kovako Elise 900 eléctrica a ser operada de manera remota gracias a que su panel de instrumentos es una tablet extraíble. La efectividad en campo  una capacidad de carga de hasta 900 kilos, que se ven complementados por los 180 bares de presión que su sistema hidráulico es capaz de ejercer.

Para muestra un botón, y nada mejor que ver a la Kovako Elise 900 en silenciosa acción.

Las especificaciones técnicas de la Kovako quedan encuadradas en un marco que se articula alrededor de sus tres motores eléctricos, de 10 kW cada uno, que de manera conjunta pueden llegar a rendir 27 kW y 120 Nm de par motor. El trío de motores eléctricos se alimenta de un paquete de batería de XXXX, que contribuye a llevar el peso total de la cargadora eléctrica compacta hasta los 4.200 kilos.

Si la Kovako Elise 900 debe su nomenclatura a los 900 kilos de peso total que es capaz de portar, Kovako ofrecerá más adelante un modelo superior que se llamará Elise 1600 y que, efectivamente, aumentará su capacidad de carga hasta los 1.600 kilos de peso.

Conversaciones: