Híbridos y Eléctricos

DESARROLLO DE CÓDIGO ABIERTO

Por tierra, mar y aire: Lazzarini Stratosfera es una burbuja eléctrica para viajar con las mejores vistas

Lazarrini Design Studio ha creado Stratosfera con la idea de ofrecer un vehículo eléctrico versátil capaz de moverse por tierra, mar o aire en función de las necesidades o los gustos de sus clientes, gracias a diferentes accesorios.

Lazzarini Stratosfera mar aire
La capsula esférica Lazzarini Stratosfera puede navegar y volar (y, según el estudio de diseño, también rodar).

Stratosfera es la última creación del estudio de diseño Lazzarini que puede considerarse un vehículo eléctrico náutico, pero que también puede moverse por el aire añadiéndole algunos accesorios. Se trata de una burbuja esférica en la que pueden viajar cómodamente dos personas propulsada por un sistema de alas hidráulicas y motores eléctricos a reacción que lo elevan por encima del agua. En el techo se le pueden incorporar una serie de rotores para que además pueda despegar y volar o colgarlo de un globo aerostático cubierto por paneles solares para convertirse en su cesta. Además Lazzarini menciona la posibilidad de viajar por tierra.

Lazzarini es un estudio de diseño italiano especializado en conceptos futuristas de transporte de lujo. De su imaginación nacen vehículos eléctricos conceptuales extravagantes, sorprendentes y a la par funcionales, relacionados con todas las formas de movilidad, automoción, navegación e incluso aviación. Entre sus creaciones están yates, lanzaderas voladoras de todos los tamaños y coches de lujo.

En este contexto, su última creación es una cápsula esférica fabricada en fibra de carbono. Su arquitectura versátil permite incorporarle motores eléctricos, una estructura de un hidroplano o hélices para volar. En otras palabras, Stratosfera podrá navegar, volar o rodar dependiendo de las aficiones (o necesidades) de su propietario.

Lazzarini Stratosfera cabina

TEXTO

Stratosfera es una burbuja esférica de 1,65 metros de diámetro y capacidad para dos personas que viajan en ella cada una en una butaca independiente y con relativa comodidad. No se trata de un vehículo destinado a recorrer grandes distancias, sino una solución para el transporte rápido entre los puntos A y B con las mejores vistas. Aunque también se puede acceder a ella mediante una trampilla en el techo, la forma más fácil de hacerlo es través de la ventana frontal, que también hace las funciones de pantalla en la que se refleja la información esencial. La cabina cuenta con elementos de alta tecnología pero es fácil de manejar. Uno de los dos ocupantes debe ocuparse de pilotar el vehículo independientemente del medio por el que se mueva.

Por tierra, mar y aire

La mayor ventaja de Stratosfera es su forma y construcción, que le permite adaptarse a cualquier modo de transporte. Para viajar sobre el agua, Stratosfera Acquatica dispondrá de una lámina de alas extensible montada en la parte inferior, con los motores montados en la parte sumergida y alimentados por una batería situada en la parte baja, lo que reduce la altura del centro de gravedad.

Lazzarini Stratosfera alas rotores mar

La cabina de Stratosfera cuenta con dos asientos individuales.

Los dos motores eléctricos a reacción, gemelos, ofrecen una potencia de 150 CV que permite que la cápsula se desplace por encima del agua a velocidades de hasta 30 nudos (55,5 km/h) que es la que desarrollan, aproximadamente, las lanchas rápidas. Para mantener la esfera en posición erguida y estable sobre el agua, incluye un sistema de autoequilibrio que permite ajustar la inclinación y el giro durante la navegación.

Para viajar por el aire, Lazzarini insinúa que la esfera podría despegar con la ayuda de un globo de aire cubierto con paneles solares, convirtiéndose es su cesta. También existiría la posibilidad de incorporarle cuatro rotores horizontales para convertirlo en un vehículo eVTOL, de despegue y aterrizaje vertical, que se movería de la misma manera que lo hacen los drones.

Lazzarini Stratosfera aire

Alas y rotores eléctricos de Stratosfera para la navegación.

En la página web del estudio también menciona la posibilidad de que Stratosfera viaje por tierra, pero no se incluyen detalles sobre cómo podría ser. Presumiblemente, la manera más lógica sería instalar la cápsula sobre una patineta rodante, con todas las modificaciones necesarias, incluida una batería.

Lazzarini Design espera desarrollar el Stratosfera a mediados de 2022, como si se tratara de un proyecto de código abierto, permitiendo a los inversores y compradores directos participar en el proceso de desarrollo y actualización de este versátil vehículo eléctrico. Con esta estrategia, Lazzarini también se plantea una versión submarina y una versión para la nieve movida por cadenas.

Conversaciones: