LLEGARÁ ENTRE 2021 Y 2023 POR 20.000 EUROS

Biomega SIN, un coche eléctrico urbano al más puro estilo escandinavo

Biomega ha presentado en Shanghái su primer coche eléctrico fabricado con materiales ligeros. El vehículo, que ha sido diseñado según los estándares escandinavos de simplicidad, comodidad y funcionalidad, llegará al mercado entre 2021 y 2023 a un precio de 20.000 euros.

Biomega SIN concept.
Biomega SIN concept.

La empresa danesa Biomega, dedicada al diseño y fabricación de bicicletas premium, ha presentado un nuevo coche eléctrico urbano, que viene a ampliar su cartera de productos dirigidos a la movilidad eléctrica urbana. El concept eléctrico, bautizado como SIN, está fabricado en fibra de carbono sobre un diseño minimalista inspirado en el “menos es más”. El concept se muestra en la feria comercial CIIE de Shanghái, dedicada a la importación, y llegará al mercado, según sus creadores, entre 2021 y 2023 a un precio de unos 20.000 euros.

Biomega lleva en el negocio del diseño y construcción de bicicletas desde 1998. Con sede en Copenhague, en su catálogo dispone de dos modelos de bicicleta eléctrica —OKO y AMS-E low—que integran la batería en el propio cuadro y el motor eléctrico en la rueda delantera. Ahora inicia una nueva línea de negocio con la presentación de un vehículo eléctrico de cuatro ruedas, creado por su diseñador jefe, Guillermo Calla que, según sus declaraciones a la revista norteamericana Wired, “es un coche inteligente que viene a resolver los problemas diarios de la circulación en las ciudades”.

SIN Concept, presentado por Biomega en Shanghái, sin puertas

El SIN Concept, presentado por Biomega en Shanghái, sin puertas.

El concept presentado está fabricado en fibra modular de carbono con travesaños de aluminio y ha sido desarrollado en colaboración con empresas asociadas en Alemania y Reino Unido. Gracias a ello, su peso es de tan solo 950 kg. Este vehículo es capaz de transportar cómodamente a cuatro personas y su interior está pensado para ofrecer la máxima habitabilidad. Biomega juega con el concepto “menos es más” propio de los estándares de diseño escandinavos. De esta forma, SIN crea una nueva tipología de vehículo de piso plano y gran maniobrabilidad para los espacios urbanos estrechos.

Puesto de conducción minimalista del Biomega SIN

Puesto de conducción minimalista del Biomega SIN.

En su diseño se ha buscado maximizar la vista del entorno y la luminosidad con un parabrisas que se extiende por la parte superior del vehículo, a modo de techo solar. El diseño final incluirá las puertas, que no aparecen en las fotografías del concept mostrado en China y que, posiblemente, podrían ser también transparentes.

Cuenta con cuatro motores eléctricos en rueda con una potencia conjunta de 60 kW (82 CV). El sistema propulsor ofrece un par motor de 160 Nm, suficiente para moverse con soltura en entornos urbanos. Su velocidad máxima es de 130 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 13 segundos. Biomega no ha querido incorporar un sistema de baterías de gran tamaño para no incrementar en exceso el peso ni el precio del vehículo. El concept presentado está formado por una batería de 14 kWh, integrada en el cuerpo del vehículo, y otra de 4 kWh extraíble que pesan, en total, 200 kilogramos.

Sistema modular de tres baterías del futuro Biomega SIN

Sistema modular de tres baterías del futuro Biomega SIN.

Biomega afirma que ya está diseñando una segunda versión de este coche eléctrico, que contará con tres baterías. El módulo pequeño puede ser intercambiado por otro mediante un sistema similar al de las scooters eléctricas Gogoro. El usuario puede introducir su batería en una de las estaciones de intercambio, situadas en la vía pública, y retirar otra completamente cargada que inserta en su vehículo. La autonomía estimada es de 160 kilómetros, suficientes, según la empresa, para cruzar la mayoría de las ciudades un par de veces.

Biomega bautiza cada uno de los modelos que sale al mercado con las tres letras iniciales de una ciudad del mundo. En el caso del SIN (“pecado” en inglés), el nombre está dedicado a Singapur, puesto que esta ciudad ha inspirado algunos elementos del diseño.

Conversaciones: