Híbridos y Eléctricos

HÍBRIDO ENCHUFABLE CON TECNOLOGÍA AUTÓNOMA Y CONECTADA

BMW Vision M NEXT: el deportivo híbrido enchufable que anticipa el próximo BMW i8

El BMW Vision M NEXT es la visión de BMW sobre el deportivo del futuro. Es híbrido enchufable y, aunque cuenta con tecnología de conducción autónoma, está enfocado al placer de conducir.

BMW Vision M Next
BMW Vision M Next

En un evento llevado a cabo en Munich, BMW nos ha presentado las ideas de futuro que tiene para los próximos años. Entre ellas nos ha hablado de las tecnologías conectadas, de la conducción autónoma y de la electrificación que está por llegar a la marca. Todo eso -y más- lo aúna el BMW Vision M NEXT, el deportivo del futuro según BMW. Un coche híbrido enchufable con 600 CV de potencia que, según la marca bávara, no dejará de lado el placer de la conducción aunque sea capaz de conducir por ti. Lo que no ha dicho BMW, aunque es un hecho, es que este prototipo adelanta el futuro sucesor del BMW i8.

Híbrido enchufable, autónomo... Pero enfocado al placer de conducir

"El BMW Vision M NEXT nos da un vistazo al futuro de la conducción deportiva", así de tajante se ha mostrado Adrian van Hooydonk, Vicepresidente Senior de BMW Group Design, al presentar este modelo. Lo cierto es que tiene razón, pues es un prototipo en el que BMW ha depositado los ingredientes para cocinar su deportivo del futuro. El Vision M NEXT es un híbrido enchufable cuya autonomía máxima en modo totalmente eléctrico es de 100 km. Ofrece la posibilidad de elegir entre tracción a las cuatro ruedas eléctrica o tracción trasera pura, ya sea esta última con propulsión eléctrica o con la potencia de un motor de gasolina turboalimentado de cuatro cilindros. La potencia total del sistema alcanza los 600 CV y permite conseguir una velocidad máxima de 300 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo tres segundos. Además existe un modo BOOST+ que aporta un extra de energía pulsando un botón.

A pesar de toda la tecnología de conducción autónoma a disposición del vehículo -y del conductor-, BMW quiere seguir mostrando una clara predisposición por el placer de conducción en sus coches. Para ello habrá dos modos de conducción: 'EASE', enfocado a la conducción autónoma y a que los pasajeros viajen cómodamente despreocupados; y 'BOOST', que deja la conducción en manos del humano. Para enfatizar la experiencia incluso en este contexto de tecnología autónoma, BMW ha presentado el 'Pod BOOST', un sistema que reúne todas los controles e información a través de tres niveles visuales en el campo de visión directo del conductor.

BMW Vision M NEXT

BMW Vision M NEXT

El primer plano está formado por el volante, dispuesto horizontalmente y con dos pequeñas pantallas. A continuación encontramos una pantalla de cristal curvado, un nuevo elemento cuya superficie transparente se extiende alrededor del volante como una visera, y en el tercer plano tenemos una pantalla de realidad aumentada en el parabrisas. Además, la información de la instrumentación se centra cada vez más en datos relacionados con la conducción a medida que el vehículo gana velocidad. De esta manera se busca que el conductor esté plenamente concentrado en la conducción.

Diseño futurista inspirado en sus mayores

Acompañando al despliegue tecnológico, BMW ha querido deleitrase con el diseño, que toma prestados elementos clave de otros deportivos BMW, tanto clásicos como contemporáneos. Es indudable el parecido del BMW Vision M NEXT con el BMW i8 (con el que comparte -entre otras cosas- sus puertas de apertura vertical) pero este futurista prototipo se inspira en el emblemático BMW Turbo y en el M1, entre otros.

BMW Vision M NEXT

El diseño se inspira en modelos como el M1 o el BMW Turbo

El BMW Vision M NEXT, al que se accede mediante reconocimiento facial, tiene partes de su carrocería hechas con fibra de carbono reciclada y su afilado diseño en cuña, sus proporciones, la pintura en colores Thrilling Orange en contraste con la pintura mate Cast Silver, o las ruedas de grandes dimensiones (con llantas de 22" en el eje trasero), le otorgan un inconfundible aspecto deportivo y futurista.

Uno de los elementos de diseño que BMW ha reinterpretado ha sido el frontal, que mantiene la característica parrilla con doble riñón pero que agrupa los faros uno encima de otro, en vez de la disposición horizontal característica de la marca. Precisamente en los faros también han aprovechado para presentar la tecnología Laser Wire, una nueva tecnología de iluminación en la que fibras de vidrio recubiertas de fósforo se utilizan para producir elementos luminosos con una forma nueva, "súper delgada y extremadamente precisa".

Conversaciones: