Híbridos y Eléctricos

ALCANZAR UNA VELOCIDAD MÁXIMA DE 340 KM

Ferrari SF90 Stradale híbrido enchufable: 1.000 CV y tracción integral

Ferrari presenta su primer modelo híbrido enchufable, el SF90 Stradale, que cuenta con una potencia total de 1.000 caballos y también es el primer coche de la firma en montar tracción integral a las cuatro ruedas.

Ferrari SF90 Stradale híbrido enchufable: 1.000 CV y tracción integral.
Ferrari SF90 Stradale híbrido enchufable: 1.000 CV y tracción integral.

Ferrari ha presentado su primer modelo de producción dotado de un sistema híbrido enchufable bajo el nombre de Ferrari SF90 Stradale PHEV, en referencia al 90 aniversario de la fundación de la Scuderia Ferrari. Aunque el corazón de este deportivo es su motor V8 de gasolina y 4 litros, los tres motores eléctricos que lo acompañan aumentan su potencia hasta los 1.000 CV y le permiten recorrer sin ayuda de la gasolina hasta 25 kilómetros.

El Ferrari SF90 Stradale PHEV es, por ahora, el deportivo de la marca italiana más electrificado de la gama tras el lanzamiento del LaFerrari, un híbrido convencional no recargable. Sin embargo, la autonomía eléctrica queda bastante limitada ya que con cada carga de la batería tan solo puede recorrer 25 kilómetros.

Mecánicamente el Ferrari SF90 Stradale PHEV cuenta con el apoyo de tres motores eléctricos capaces de desarrollar en conjunto 162 kW (217 CV) de potencia y alimentados por un pequeño paquete de baterías de 7,9 kWh de capacidad, de ahí la poca autonomía que ofrecen. Solo con estos motores puede llegar a alcanzar hasta 135 km/h, que Ferrari llama “baja velocidad”.

El motor de combustión es un V8 turbo a 90 grados con 780 CV, que, sumada a la de los motores eléctricos, elevan la potencia total hasta los 1.000 CV. Con ellos es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 2,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 340 km/h, lo que subraya “el fuerte vínculo que siempre ha existido entre la pista y los deportivos de carretera de carretera de Ferrari”. El nuevo modelo de la firma del 'cavallino rampante' utiliza una caja de cambios de doble embrague de ocho velocidades y también se convierte en el primer coche de la compañía que incorpora tracción integral a las cuatro ruedas.

Puesto de conducción del Ferrari SF90 Stradale PHEV

Puesto de conducción del Ferrari SF90 Stradale PHEV.

Contará con cuatro modos de conducción. Uno totalmente eléctrico, eDrive, otro Híbrido, el predeterminado al arrancar, y en el que es el software del coche el que decide que motores encender o apagar, el Qualify que utiliza los cuatro motores para lograr el mayor rendimiento y potencia y el Performance que carga la batería siempre que puede.

Dispone de tecnologías como el eje eléctrico RAC-e, control de tracción y un chasis rediseñado para mejorar las prestaciones, a pesar del incremento de 270 kilogramos adicionales necesario para soportar el sistema híbrido que elevan su peso en báscula hasta los 1.570 kilogramos.

En el interior el puesto de conducción ofrece nuevos controles mediante superficies táctiles, manteniendo el manettino en el volante, la rueda de color rojo similar al que utilizan los Fórmula 1 con la que se configura la suspensión, el control de tracción, el diferencial electrónico, y el cambio de velocidad de la caja de cambios.

Ferrari no ha publicado ni el precio ni la disponibilidad de su nuevo deportivo, pero sí que se tratará de un modelo que se producirá en serie, lo que da pie a pensar que realmente, en algún momento, llegará al mercado un Ferrari completamente eléctrico.

Antes de su muerte, Sergio Marchionne, CEO de Fiat-Chrysler en ese momento, aseguró que Ferrari estaba trabajando en un deportivo completamente eléctrico y que podía competir con el Tesla Roadster. “Si se construye un superdeportivo eléctrico, entonces Ferrari será el primero. No estoy tratando de minimizar lo que logró Elon (Musk), pero creo que nosotros también podemos hacerlo”, afirmaba en el Salón del Automóvil de Detroit del año pasado.

Conversaciones: