Híbridos y Eléctricos

A PARTIR DE 40.000 DÓLARES

Fisker Ocean: un SUV eléctrico vegano que recuperará 1.600 km al año gracias a su techo solar

El SUV eléctrico de Fisker se llamará Ocean que, a parte de su tren motriz eléctrico, será un vehículo sostenible gracias a un interior vegano con materiales reciclados y a un techo solar que recupera 1.600 kilómetros de autonomía al año.

Fisker Ocan, el SUV eléctrico vegano con techo solar.
Fisker Ocan, el SUV eléctrico vegano con techo solar.

Tal y como prometió hace unos días, Fisker ya le ha puesto nombre al SUV eléctrico que presentará el próximo mes de enero de 2020. Ocean será, según el fabricante, el vehículo más sostenible del mundo gracias al uso de materiales reciclados y veganos y un techo solar capaz de recuperar, de media, 1.600 kilómetros de autonomía cada año, que aumentan los 450 kilómetros que ofrecerá su batería.

Si bien Fisker quiso acaparar las miradas del mercado con el que será su buque insignia, el EMotion, será un SUV eléctrico el que primero llegue al mercado, más acorde con las tendencia actuales y mucho más económico, ya que se anuncia que se venderá por 40.000 dólares. Esto le permitirá alcanzar mayores volúmenes de ventas y competir con el que llegar para reinar en el segmento de los SUV, el Tesla Model Y.

La arquitectura eléctrica permitirá a los ocupantes del Ocean disfrutar de un habitáculo de mayores dimensiones que los modelos de la competencia, sobre todo de los que funcionan con gasolina o diésel. Este diseño, del que también presumen otros fabricantes de coches eléctricos ha sido llevado al extremo en el Ocean de manera que carece de un capó delantero como tal, siendo este un panel fijo que cubre los componentes eléctricos a los que no es necesario acceder regularmente. Solo permitirá que se abra por su parte central, probablemente para acceder a un maletero delantero.

El inexistente capó delantero del Fisker Ocean

El inexistente capó delantero del Fisker Ocean.

Fisker apuesta por “vender” el Ocean como un coche eléctrico sostenible, gracias a un interior adornado por materiales veganos y reciclados. La alfombra que recubre el suelo está hecha de nylon reciclado, procedente de redes de pesca abandonadas extraídas de los océanos y otros hábitats acuáticos. También incluye revestimientos y componentes veganos hechos cien por cien de poliuretano y de policarbonato a los que se añade rayón reforzado y otros plásticos. Según Fisker, el Ocean también utilizará caucho recuperado del reciclaje de neumáticos, aunque no ha especificado cómo y dónde se montarán.

Sobre el habitáculo se situará un techo solar capaz de recuperar energía suficiente para recorrer 1.600 kilómetros al año con la energía eléctrica que le proporciona el sol.

Los detalles mecánicos, que se revelarán próximamente, son todavía muy incompletos. Los rumores afirman que contará con una batería de 80 kWh de capacidad suministrada por LG Chem, que proporcionará una autonomía aproximada de 480 kilómetros. Además estará disponible en variantes de tracción trasera y tracción total dependiendo de si se monta no un segundo motor eléctrico en el eje delantero, que será opcional.

Fisker quiere comenzar a entregar las primeras unidades del Ocean a principios de 2022, de manera que la producción, que todavía tiene ubicación oficial, debería iniciarse el año que viene. La presentación oficial está prevista para el próximo 4 de enero de 2020. Los compradores que deseen hacer una reserva previa podrán hacerlo a partir del próximo 27 de noviembre, cuando se revelen los precios finales, y a cambio de un depósito que servirá como adelanto del pedido en firme que se irá cerrando más adelante.

Frontal y zaga del Fisker Ocean

Frontal y zaga del Fisker Ocean.

Fisker anunció que el Ocean podrá adquirirse a través de un contrato de alquiler flexible controlado mediante una aplicación móvil y en el que es la marca la que se ocupa de todos los servicios, incluido el mantenimiento. El propio Henrik Fisker ha prometido que será más económico que el del Volvo XC40 eléctrico que se ofrece bajo el programa Care by Volvo (cuya cuota mensual es de 700 dólares mensuales) ofreciendo más kilómetros por año y sin plazo mínimo de devolución. "El futuro de la movilidad permitirá disfrutar de un vehículo eléctrico sin problemas, sin compromisos a largo plazo y sin el actual prohibitivo coste de propiedad " afirma Henrik Fisker en un comunicado. 

El Fisker Ocean es la apuesta del nuevo fabricante para generar los ingresos que le permitan desarrollar la marca y su berlina deportiva insignia, el Emotion, que cuando llegue al mercado estrenará, entre otras cosas, las nuevas baterías de litio con electrolito sólido que la marca está desarrollando.

Conversaciones: