Híbridos y Eléctricos

EN EL MERCADO A PARTIR DE 2023

Fisker anuncia cuatro coches eléctricos para 2023, pero no los fabricarán ellos

Fisker se centrará en la ingeniería y desarrollo de sus nuevos coches eléctricos, y subcontratará a terceros la plataforma, la producción de los componentes y todo el proceso de fabricación.

Gama de cuatro coches eléctricos anunciados por Fisker que deberían llegar al mercado a partir de 2023.
Gama de cuatro coches eléctricos anunciados por Fisker que deberían llegar al mercado a partir de 2023.

Fisker ha anunciado que expandirá su gama de coches eléctricos ofreciendo, a partir de 2023, hasta cuatro modelos diferentes. El primero de ellos será el Ocean, el SUV eléctrico que ya ha sido presentado en público y que tiene previsto arrancar su producción en el cuarto trimestre de 2022. El fabricante no ha especificado cuáles serán los otros tres modelos, pero sí que emplearán “plataformas, paquetes de baterías y componentes eléctricos” procedentes de los principales proveedores y fabricantes de equipos originales del mundo.

La empresa americana ha utilizado su cuenta de Twitter para hacer este anuncio sobre la gama eléctrica que formará su catálogo en los próximos cinco años. La información sobre la gama es muy escasa, aunque, como confirma la imagen que acompaña al tweet, dos de estos vehículos ya son bastante conocidos: el Ocean, el primero que llegará al mercado probablemente en 2023 y Emotion, una berlina de lujo que, inicialmente, fue el reclamo de la empresa cuando se dio a conocer en el sector. Respecto al resto, Fisker revela otro modelo que apuesta por el formato SUV deportivo y por una pick-up eléctrica de la que tan solo se puede apreciar la silueta.

Henrik Fisker, CEO y fundador de Fisker, presenta el Ocean en el CES 2020

Henrik Fisker, CEO y fundador de Fisker, presentó el Ocean en el CES 2020

La empresa ha especificado que cada vehículo se desarrollará a partir de plataformas de terceros y que recibirán los componentes principales, como las baterías o los motores, de suministradores “de primer nivel mundial”. En otras palabras, y tal y como se informó hace unas semanas cuando Fisker negociaba con Volkswagen el uso de su plataforma MEB, su estrategia pasa por no llevar a cabo directamente la producción, sino concentrarse principalmente en el diseño, el software y las funciones digitales, subcontratando los componentes e incluso el proceso de fabricación: "Fisker hará su selección final de la plataforma y lugar de fabricación del Ocean en los próximos meses, de acuerdo con el inicio planificado de su producción, en el cuarto trimestre de 2022". Por ahora no se ha confirmado si el acuerdo entre Fisker y Volkswagen para el empleo de la plataforma MEB ha llegado a buen puerto, ni si esa plataforma también servirá para los otros tres vehículos eléctricos que tienen planificados. Para el Emotion, Fisker podría recurrir a la plataforma de otro fabricante, si su desarrollo final lo requiriese y la empresa pudiera permitírselo por costes económicos.

En el caso del Fisker Ocean, aunque las especificaciones no se han ofrecido de forma oficial, se habla de na batería de 80 kWh de suministrada por LG Chem, que proporcionará una autonomía aproximada de 450 kilómetros. Estará disponible en variantes de tracción trasera y tracción total dependiendo de si se monta no un segundo motor eléctrico en el eje delantero, que será opcional. Aunque no se conoce la potencia que desarrollarán, Fisker insinuó que sería capaz de acelerar de 0 a 100 km/h (0 a 60 mph en realidad) en 2,9 segundos.

fisker_emotion_1

Fisker Emotion

Lo que se conoce del Fisker Emotion, presentado en el CES de Las Vegas de 2018, es que es una berlina eléctrica de lujo con una autonomía de 640 kilómetros y un precio de 129.000 dólares y que, aunque inicialmente iba a contar con las anunciadas baterías en estado sólido, el retraso en el desarrollo de estas podría obligar a implementar inicialmente baterías de litio convencionales.

Conversaciones: