Híbridos y Eléctricos

DISEÑADA PARA VIVIR EN ÉL

MINI Vision Urbanaut: el MPV eléctrico que cambia de aspecto según el momento

Presentado como un prototipo futurista a finales del año pasado, MINI ha decidido hacer realidad la Vision Urbanaut, un vehículo eléctrico y autónomo mezcla de monovolumen y furgoneta que ha sido diseñado pensando en la sostenibilidad y en poder vivir dentro de ella.

mini-vision-urbanaut_portada
MINI Vision Urbanaut

Presentado como un prototipo futurista a finales del año pasado, la MINI Vision Urbanaut se ha convertido ahora en una realidad. No es que MINI vaya a fabricarla en serie y comercializarla, al menos no de momento, pero sí se ha decidido a construir varias unidades reales, de verdad, de este peculiar vehículo eléctrico de 4,46 metros de longitud, mezcla de monovolumen y furgoneta.

Dice MINI que la Vision Urbanaut nace para dar respuesta a los estilos de vida del futuro y las necesidades de las ciudades modernas. Nadie sabe exactamente cuáles y cómo serán esas dos cosas, pero en MINI creen que será vital el uso inteligente del espacio, por eso la Vision Urbanaut se ha diseñado de dentro hacia fuera. Dicho de otra manera, pensando antes en el interior que en el exterior.

mini-vision-urbanaut (7)

Interior de la MINI Vision Urbanaut.

Los diseñadores idearon el interior focalizándose en maximizar la sensación de espacio utilizando planos, piezas de mobiliario y modelos de madera a escala. El interior cuenta además con un uso intensivo de materiales reciclados (y reciclables de nuevo prácticamente en su totalidad), como lana, poliéster y Tencel e incluso corcho en el volante y en el suelo.

Pero quizá lo más llamativo es que tanto el interior como el exterior cambian según el momento, y dar así a la experiencia a bordo el mejor escenario posible. ¿Qué cambia? La fragancia que se respira, el sonido y la iluminación ambiental, en función del "momento MINI" elegido. Hay tres: Chill, Wanderlust y Vibe.

mini-vision-urbanaut (1)

MINI Vision Urbanaut.

El "momento Chill" convierte al coche en una especie de lugar de aislamiento donde relajarse o trabajar con total concentración. La banqueta trasera se configura para poder tumbarse, el reloj circular de la instrumentación se pliega para convertirse en una lámpara de mesa, eliminando las pantallas o interruptores que recuerden que estamos en el interior de un coche, y la iluminación superior simula un dosel arbóreo. Incluso el salpicadero puede convertirse en un sofá-cama.

Con el modo "Wanderlust", la MINI Vision Urbanaut se puede conducir "manualmente" con el volante y pedales o de forma totalmente autónoma. Cuando el usuario quiere conducir, bastará con dar un toque con el dedo en el logotipo de MINI para que aparezcan el volante y los pedales. La interfaz de usuario de la instrumentación central circular también adapta sus gráficos, con la información típica en estos casos, la guía al destino si usamos navegador, etcétera.

mini-vision-urbanaut (2)

MINI Vision Urbanaut.

El modo o momento "Vibe" hace énfasis en vivir el momento. Puede sonar un poco hippie pero es quizá la mejor manera de describirlo. Al abrir la puerta lateral y plegar el parabrisas se crea una escena que elimina las barreras entre el exterior y el interior. El reloj circular de la instrumentación central se convierte en un centro de control multimedia y un ecualizador animado se mueve al ritmo de la música y se proyecta en la parte delantera, la trasera, las ruedas y el recorrido sobre la banqueta trasera, como si se tratara de un club o una discoteca.

Si los que están a bordo lo desean, el coche podría incluso simular un clásico radiocasete portátil. Además de las tres anteriores, existe una cuarta opción "my moment" personalizable, que ofrece a los usuarios un gran número de posibilidades para adaptar el diseño del vehículo a sus necesidades y deseos.

mini-vision-urbanaut (8)

Puesto de conducción de la MINI Vision Urbanaut.

Como vehículo sostenible que pretender ser, su propulsor es totalmente eléctrico, aunque MINI no ha dado ningún dato técnico al respecto. La preocupación por la sostenibilidad ha sido prioridad desde el principio, por eso, además de utilizar un propulsor eléctrico y un gran porcentaje de materiales reciclados, en MINI han reducido el número de componentes y evitado el uso de materiales como el cromo o el cuero, algo que se aplicará también en la próxima generación de modelos de MINI.

Conversaciones: