Híbridos y Eléctricos

SE PRESENTARÁ EL PRÓXIMO 18 DE MARZO

El nuevo coche eléctrico de Fisker con baterías sólidas costará 40.000 dólares

Fisker Inc. presentará su segundo coche eléctrico el próximo 18 de marzo, un modelo que se venderá por 40.000 dólares en Estados Unidos y que, probablemente, incorpore baterías de electrolito sólido.

Imagen teaser del nuevo coche eléctrico de Fisker Inc.
Imagen teaser del nuevo coche eléctrico de Fisker Inc.

El diseñador y empresario danés Henrik Fisker ha puesto fecha a la presentación de un segundo coche eléctrico para el próximo 18 de marzo. Su llegada al mercado llegará al mercado está prevista para 2021 a un precio aproximado de 40.000 dólares en Estados Unidos y, probablemente con baterías en estado sólido.

Henrik Fisker fundó en 2007 la empresa Karma Automotive, fabricante del Fisker Karma, un híbrido enchufable que adoleció de varios problemas de fiabilidad a los que se unieron las dificultades económicas de A123, el suministrador de baterías. En 2014 su control fue asumido por el grupo chino Wanxiang lo que provocó su abandono definitivo de la compañía.

De nuevo, en 2016, Fisker volvió a la carga con una segunda empresa, Fisker Inc. Pero esta vez con el objetivo de fabricar coches cien por cien eléctricos y desarrollar sus propias baterías con la tecnología de electrolito sólido.

El año pasado, durante el CES de Las Vegas, fue presentado el Fisker Emotion, un primer modelo totalmente eléctrico con una autonomía de 640 kilómetros a un precio de 129.000 dólares y que inicialmente no iba a contar con las anunciadas baterías en estado sólido, todavía en proceso de desarrollo.

fisker_emotion_1

Fisker Emotion

Sin que todavía haya llegado al mercado, Fisker ya anuncia un segundo modelo para 2021, que tendrá un precio de 40.000 dólares y que dará a conocer el próximo 18 de marzo. Al anuncio le acompaña una imagen teaser, que parece reflejar un diseño tipo SUV, aunque por ahora no se conocen ningún detalle técnico. El diseño aspira a reflejar “su carácter futurista y versátil”, puesto que es un vehículo destinado a convertirse en un modelo de alto volumen de ventas. El precio y el formato lo sitúa en un segmento competitivo complejo, con alternativas muy importantes como el próximo Tesla Model Y, o el BMW iX3.

Mientras, la empresa ha abierto el proceso de reservas previas para el Emotion, cuyo lanzamiento estaba previsto para este mismo año, a cambio de un depósito de 2.000 dólares, Sin embargo, Fisker anuncia un cambio de planes. “Iremos más rápido con el vehículo asequible de gran volumen. El EMotion saldrá simultáneamente o después de él”, ha declarado Henrik Fisker en una entrevista concedida a CleanTechnica.

Baterías de electrolito sólido

Fisker ha querido desde el principio desarrollar su propia tecnología de baterías, con el objetivo de no reeditar los problemas que tuvo con A123 en su anterior empresa y ofrecer la tecnología de baterías en estado sólido con 800 kilómetros de autonomía y carga en menos de un minuto. Estas baterías, al menos inicialmente, no se iban a ofrecer en el lanzamiento del Emotion, puesto que la tecnología no está lo suficientemente madura. Fisker cuenta ahora con el apoyo de Caterpilar para continuar con su desarrollo y poder implementarla lo antes posible. Estas son, por lo que parece, las circunstancias que han llevado a Fisker a cambiar sus planes.

Aprovechando el anuncio de la presentación del coche, Fisker ha actualizado la información sobre el estado de desarrollo esta tecnología. Por ahora, asegura que ya es capaz de fabricar en su laboratorio hasta 20 celdas por semana, todas ellas a mano. A finales de este año, está previsto disponer de baterías lo suficientemente grandes como para poder ser probadas en un automóvil real. Fisker está buscando un socio que se encargue de su producción y posteriormente, en 2020, comenzará con las pruebas reales en carretera.

Conversaciones: