Híbridos y Eléctricos

LLEGARÁ RENOVADO Y MEJORADO

Renault Zoe 2019: todo lo que debes saber del nuevo coche eléctrico francés

Tras llegar al mundo en 2013 y asentarse de forma constante en los primeros puestos de las listas de ventas de coches eléctricos, el Renault Zoe será renovado de forma inminente para ofrecer más autonomía y carga rápida junto con un nuevo diseño.

El nuevo Renault Zoe traerá novedades tanto estéticas como técnicas.
El nuevo Renault Zoe traerá novedades tanto estéticas como técnicas.

Con la vista puesta en el retrovisor, donde Renault vislumbra la llegada de serios competidores, como el Volkswagen ID. o las versiones eléctricas de Peugeot 208 y Opel Corsa, ha llegado la hora de que el Zoe reciba un lavado de cara y una mejora de prestaciones. Tras actualizar la batería del Nissan Leaf, que ahora se ofrece con hasta 60 kWh de capacidad, la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi ha centrado los esfuerzos en hacer lo propio con el nuevo Renault Zoe, que se ofrecerá con una autonomía superior.

Según el medio francés L’Argús, el nuevo Zoe contará con una batería de mayor tamaño para ofrecer 400 kilómetros de autonomía (según el ciclo WLTP). El Renault Zoe 2019 no será un coche eléctrico completamente nuevo, sino que se trata de una evolución del modelo actual, por lo que se construirá sobre la misma plataforma. Esto es debido a que la compañía francesa opina que la tecnología del Zoe actual todavía tiene recorrido, las ventas acompañan y ya se han fabricado más de un millón de unidades en la planta de Flins. Para la segunda generación del Zoe habrá que esperar un poco más, concretamente hasta 2021, cuando se complete el desarrollo de la nueva plataforma eléctrica CMF-EV que utilizarán todas las marcas de la alianza.

Novedades estéticas por fuera y por dentro

Por este mismo motivo, los cambios estéticos en el nuevo Zoe son más sutiles que radicales. Los retoques estarán especialmente focalizados en el frontal, que se inspirará en el e-Sport Concept y el nuevo Clio, pero en cambio Renault conservará los rasgos generales y las dimensiones de la carrocería vehículo. En la zaga, los cambios los encontraremos en los pilotos y en el parachoques, todo ello con el objetivo de obtener un aspecto más serio y elegante.

all-new-renault-clio-interior-project-genesis-17-1-redimensionner

El cuadro de instrumentos del nuevo Zoe se inspirará en la quina generación del Renault Clio.

En el interior las novedades serán abundantes, especialmente en lo que a tecnología e instrumentación se refiere. El volante será renovado y la instrumentación digital se ofrecerá en dos opciones, de 7 y 10 pulgadas respectivamente, según el nivel de equipamiento. La opción de mayor tamaño incorporará las indicaciones del navegador GPS. Lo mismo sucede con la pantalla táctil de la consola central, que irá de 7 a 9,3 pulgadas dependiendo del acabado. Esta incluirá el sistema EasyLink que Renault presentará junto al nuevo Clio en el Salón de Ginebra.

Por otro lado, la presencia de un sistema de cámara y radar en el frontal de algunos vehículos de pruebas avistados por los fotógrafos espía sugiere que el nuevo Zoe incorporará un nivel 2 de asistencia a la conducción, con mantenimiento de carril, control de crucero activo y modo Traffic Jam. Este último permite al vehículo arrancar y detenerse automáticamente cuando nos encontramos inmersos en un atasco con el fin de reducir el estrés del conductor.

Mejoras en las prestaciones, autonomía y carga

Como mencionábamos anteriormente, la competencia en el segmento del Zoe se presume cruel con la llegada de los subcompactos eléctricos del Grupo PSA (208 y Corsa) a finales de 2019 y la gran apuesta del Grupo Volkswagen, el conocido como ID. Neo, a principios de 2020. Después de mejorar sus motores en 2015 y ampliar su batería en 2017, a Renault le ha llegado la hora de dar un giro de tuerca adicional mejorando ambos componentes.

Por un lado el motor, que se basará en el R110 (109 CV), será retocado hasta alcanzar 130 CV de potencia con el fin de equipararse a las prestaciones de los modelos de PSA, que llegarán con 136 CV. Por el otro la batería, que en este caso sí se pondrá por delante de la competencia con 400 kilómetros por carga frente a los 350 km que podrían anunciar Peugeot y Opel.

Sin olvidar la carga rápida, que pasará a emplear el estándar europeo CCS o Combo para incrementar la potencia de los 43 kW actuales hasta 100 kW. Paralelamente, la carga en alterna se mantendrá en 22 kW para así adaptarse a las instalaciones ya existentes.

Se avecina una guerra de precios

Mientras que el Grupo PSA no ha dado pistas de el precio que podrían tener sus nuevos coches eléctricos subcomapctos, Volkswagen ha asegurado que el primer coche de la nueva generación de eléctricos basados en la plataforma MEB tendrá un precio equiparable al de un Golf diésel con equipamiento similar. Esto sitúa el próximo rival del Zoe en un rango de precio cercano a los 28.000 euros. Si tenemos en cuenta que el modelo actual se ofrece a un precio que ronda los 30.000 euros (el R110 en España parte de 30.220€ con batería en propiedad), la marca francesa posiblemente deba tomar cartas en el asunto para hacer su precio más competitivo.

En cambio, a pesar de la competencia que viene, los pronósticos del fabricante para este modelo son más que optimistas, pues la producción del Zoe en Flins se doblará con la llegada del nuevo modelo, pasando de 220 a 440 unidades diarias. La fabricación del nuevo Zoe se espera que arranque durante la próxima primavera para que las primeras entregas sean una realidad hacia finales del verano.

Conversaciones: