Híbridos y Eléctricos

NUEVA VERSIÓN

Diseño clásico y prestaciones brutales para la motocicleta eléctrica Davinci DC100 Classic

Davinci ha presentado una versión especial de su motocicleta eléctrica DC100 que tras un diseño clásico y retro anuncia un rendimiento similar a una moto de 1.000 cm3.

motocicleta electrica Davinci DC100 Classic-portada
La Davinci DC 100 Classic es versión especial, retro y de altas prestaciones, de la motocicleta eléctrica DC100, cuyo principal reclamo es su alta tecnología.

El mercado de las motocicletas eléctricas ofrece casi cada día nuevas opciones que aprovechan las posibilidades que ofrece la nueva tecnología de propulsión para cambiar el diseño clásico y habitual. Sin embargo, la mayoría de estas opciones van dirigidas a satisfacer las necesidades de aquellos que realizan trayectos urbanos. Por lo tanto, es agradable que de vez en cuando se presente una motocicleta eléctrica diseñada para ser divertida y emocionante. Es el caso de la Davinci DC100 Classic, un giro retro y de altas prestaciones sobre el diseño de la DC100, en la que la tecnología era la máxima protagonista.

La startup tecnológica china Davinci Tech trabajó durante años en el diseño de su primera motocicleta eléctrica con el objetivo de ofrecer “la experiencia de conducción más fluida, segura y agradable de la industria”. Hace poco más de un año, el prototipo de la DC100 alcanzó la revisión final, que fue presentado en la feria de motocicletas de Chongqing.

Davinci describía la DC100 como un “robot sobre dos ruedas”. Dotada de sofisticados sensores electrónicos, era capaz de mantener la seguridad y la eficiencia de esta en los niveles más altos posibles. Todos estos sistemas, además del motor eléctrico y la batería se encontraban situados debajo de un voluminoso carenado que le daba un aspecto futurista.

Ahora, cuando las primeras entregas de la DC100 están a punto de hacerse realidad, y para llamar la atención sobre ello, el fabricante ha decidido lanzar otra versión de la DC100, esta vez bajo el apelativo Classic, que le da un giro retro a esta motocicleta eléctrica de alta potencia. 

La DC100 Classic elimina el carenado futurista en favor de un faro redondo, un motor y un batería totalmente expuestos y un asiento de cuero de color marrón. Sin embargo, si mantiene algo de su hermana, unos puños de manillar bajos que colocan al piloto en una postura agresiva de carreras retro.

Davinci afirma que la DC Classic alcanza un nivel de rendimiento similar al de una motocicleta de 1000 cm3. Sus 100 kW de potencia (135 CV) y un par motor brutal de 850 Nm prometen una capacidad de aceleración comparable con las motocicletas de competición. Sin embargo, como en el caso de la mayoría de las motos eléctricas, la limitación la pone el engranaje de la transmisión, por lo que “solo” puede alcanzar una velocidad máxima de 200 km/h. En cuanto a la batería, el fabricante afirma que será capaz de ofrecer una autonomía de 360 kilómetros con cada carga, aunque no se menciona la capacidad energética que contiene.

motocicleta electrica Davinci DC100 Classic-interior
La Davinci DC100 y Davinci DC100 Classic no tienen nada que ver por fuera, aunque son muy similares por dentro.

En cuanto a los componentes principales de la motocicleta, Davinci ha recurrido a los mejores fabricantes de equipos originales. La suspensión trasera ha sido diseñada por el proveedor sueco Öhlins mientras que el sistema de frenos, incluidas las pinzas monobloque y la bomba RCS19, corren a cargo de los italianos de Brembo.

El cuadro y todos los componentes montados sobre él se desplazan sobre unas llantas de aleación de aluminio forjado con neumáticos Pirelli Diablo Rosso III, diseñados para lograr la máxima tracción en escenarios de conducción deportiva.

No es de esperar que toda esta tecnología se traduzca en un precio de compra económico y asequible para la mayoría de los bolsillos. SI el precio para minoristas de la DC100 es ya bastante elevado, 27.500 dólares (unos 28.300 euros), la variante Classic de gama alta deberá superar fácilmente los 30.000 (31.000 euros).

Conversaciones: