Híbridos y Eléctricos

DISPONIBLE DESDE OCTUBRE

La Urbet Riazor es el nuevo ciclomotor eléctrico de la firma española, y uno de los más asequibles

Urbet da a conocer su nuevo ciclomotor eléctrico, la Urbet Riazor, que llega a la gama de la firma malagueña para cubrir la demanda de los clientes que busquen un scooter para uso urbano, y que además goce de un precio asequible, ya que cuesta tan sólo 1.700 euros.

Urbet Riazor.
Urbet Riazor.

Urbet, la firma española de motos eléctricas con sede en Málaga, sigue inmersa en el lanzamiento de una gama lo más completa posible. Ahora es el turno de un nuevo ciclomotor eléctrico llamado Urbet Riazor, que llegará al mercado en octubre planteando una estética neo-retro unida a un asequible que la hacen muy atractiva.

Urbet siempre se basa en nombres de distintas localizaciones y ciudades de nuestra geografía para que así sus productos reflejen su espíritu español. En este caso la Riazor encuentra su razón de ser en el entorno del estadio gallego de Riazor, nombrado así por la playa sita a los pies del complejo futbolístico, en La Coruña.

Anteriormente Urbet ha lanzado al mercado una motocicleta eléctrica más prestacional, la Urbet Nura, y a pesar de poder alcanzar los 140 kilómetros hora gracias a su motor de 15 kW, se podría conducir con el carnet A1 para coches o motocicletas de hasta 125 centímetros cúbicos. Además, otro atractivo de la Urbet Nura es su autonomía máxima, que se va hasta los 190 kilómetros.

La Urbet Riazor está destinada a sustituir el hueco que queda en la gama con la partida de la Yadea C-Line, y deja así lugar a un producto con sello Urbet, ya que recordemos, la C-Line es un ciclomotor de la exitosa firma china Yadea, que hasta ahora se comercializaba en España por Urbet bajo licencia. Anuncia Urbet que sus productos, a pesar de ser de manufactura china, gozan de diseño y supervisión españoles. Esto, de todos modos, debería cambiar para el último trimestre de 2021, ya que para esas fechas tendrán lista su nueva línea de montaje en Málaga.

Anuncia la firma malagueña que la Urbet Riazor se sitúa dentro del segmento L1e, y que por tanto se cataloga por prestaciones y precio como un ciclomotor equivalente a uno de 50 centímetros cúbicos. Hace uso de un motor tipo HUB brushles que entrega picos de potencia de hasta 2.500 W, si bien la potencia sostenida se mantendrá en los 1.500 W, que equivalen a 2 CV. Cuenta con dos modos de conducción (no especifican el nombre de cada modo)mediante los cuales se regula la retención regenerativa. Además para terminar de enfatizar su enfoque en el uso urbano, también cuenta con marcha atrás.

URBET RIAZOR2

Vista trasera de la Urbet Riazor.

La batería, de 60V y 24 Ah, convierte a la Urbet Riazor es un scooter eléctrico capaz de alcanzar 60 kilómetros de autonomía con una sola carga. Además, da Urbet a conocer que en el precio total de la compra ya se incluye el cargador, ya que hay firmas que no venden los cargadores junto a su producto, y con el cual se podrá cargar el 80% de la batería en tan sólo dos horas, y para una carga completa necesitará seis horas mediante cualquier enchufe doméstico convencional. La batería, por supuesto, es extraíble para aquellos que no gocen de toma de corriente en su lugar de aparcamiento habitual.

La parte ciclo confía en una horquilla convencional delante y un doble amortiguador detrás, con freno de disco a cargo de la frenada delante y por tambor detrás.

Entre el equipamiento más destacado de la Urbet Riazor encontramos la iluminación ‘full LED’, con intermitentes integrados, pata de cabra, toma USB para dispositivos móviles en la bandeja delantera, pantalla LCD a color, hueco porta objetos bajo el asiento y alarma con mando a distancia, además de un práctico suelo plano que facilita en transporte de bultos entre las piernas del piloto.

La Urbet Riazor está ya disponible para reserva previa, y las primeras unidades serán entregadas en octubre. El precio del scooter eléctrico es el principal reclamo contra la numerosa competencia que tiene, ya que los 1.700 euros de tarifa la dejan como una opción muy asequible para tratarse de un ciclomotor eléctrico. Para poner este precio en contexto, la bicicleta eléctrica más barata que hemos traído últimamente a portada es la Kona eCoco, y partía desde 3.040 euros.

Conversaciones: