Híbridos y Eléctricos

GESTAMP SE PREPARA DESDE HACE 10 AÑOS

La técnica de una empresa española, clave para fabricar coches eléctricos

Gestamp Automoción, con sede en Madrid, ha usado el estampado en caliente para fabricar piezas metálicas de bajo peso que serán usadas por los coches eléctricos.

El proveedor español Gestamp, preparado para la revolución de los coches eléctricos. Foto: Reuters.
El proveedor español Gestamp, preparado para la revolución de los coches eléctricos. Foto: Reuters.

La empresa española Gestamp Automoción, dedicada al diseño y fabricación de componentes metálicos para automóviles, comenzó a desarrollar hace 10 años piezas de metal grandes y livianas necesarias para los coches eléctricos, así que no tendrán que realizar grandes inversiones en estos tiempos donde se ha incrementado la popularidad de los vehículos a batería.

Gestamp es líder en la tecnología de estampado en caliente que permite suministrar estructuras y chasis de acero de menor peso que ayudan a los fabricantes de automóviles a cumplir las estrictas normas de emisiones y desarrollar modelos a batería, dijo Francisco Riberas, presidente de Gestamp, a Bloomberg Markets. La compañía se enfoca en fabricar piezas cada vez más ligeras para ayudar a que los coches convencionales y eléctricos usen menos energía.

"La reducción de peso es aún más importante para los vehículos eléctricos, ya que está directamente relacionada con la duración de la batería", dijo Riberas en la sede central del proveedor en Madrid. "Los cambios de la industria no afectan nuestra estrategia. En realidad, representa una oportunidad para nosotros".

Las regulaciones ambientales de muchos gobiernos están llevando a que los fabricantes de coches se centren en los vehículos de “nueva energía” (eléctricos a batería, híbridos enchufables y de pila de combustible) con emisiones más bajas. Según Bloomberg, solo en Alemania se invertirán 40.000 millones de euros hasta 2020 en el desarrollo de este tipo de coches. Las ventas de vehículos eléctricos crecerán un 40% en 2018 a 1.5 millones de unidades, con 400.000 unidades en Europa. El cambio está afectando a todas las industrias, incluidos los productores y procesadores de metales.

Algunos de los clientes de Gestamp son Toyota y Volvo, y el 80% de los ingresos de la compañía provienen de la fabricación del chasis de los coches. Parte de la empresa española le pertenece al grupo industrial japonés Mitsui & Co, y eso ha motivado a la compañía madrileña a tener una mayor participación en varios mercados como Japón, que representa el 7% de las ventas de la compañía.

Los analistas de Deutsche Bank predicen que la mayoría de los fabricantes cambiarán eventualmente al sistema de estampado en caliente, aunque Riberas dijo que espera que Gestamp siga manteniendo su posición de líder en la tecnología. "Nos dimos cuenta de que el estampado en caliente es muy poderoso y decidimos enfocarnos en ello”, dijo el directivo.

Conversaciones: