Híbridos y Eléctricos

BICI O MOTO ELÉCTRICA

¿Qué diferencias hay entre una bicicleta eléctrica y una moto eléctrica?

Una duda frecuente puede ser qué diferencia real existe entre circular con una bici eléctrica o hacerlo con una moto también eléctrica, ya que ambos están motorizados y portan una batería. Sus similitudes pueden aparentar ser muchas, pero en realidad sus diferencias son aún mayores. Resolvemos esta eterna cuestión explicando sus diferencias de conducción y manejo. 

diferencias-bici-moto-electrica_portada
¿Qué diferencias reales encontramos entre una bicicleta y una moto eléctrica?

El mundo de la electromovilidad se ha abierto ante nuestros ojos en los últimos años, dotándonos de una práctica infinidad de posibilidades de transporte urbano e interurbano. Coches eléctricos, autobuses de línea bajo el amparo de la electricidad, patinetes, y por supuesto también encontramos todo un mercado de motos y bicicletas 100% eléctricas. 

Esto ha supuesto, para el potencial cliente de estos diferentes segmentos, todo un mundo de posibilidades para la movilidad personal. Pero “¿cómo puedo saber con exactitud lo que más me conviene?”. Es posible que muchas personas se hayan hecho esta pregunta a la hora de decantarse por un coche eléctrico o gasolina, al igual que con las motos o bicicletas y patinetes eléctricos. Cada uno cumple su función, siempre y cuando escojas correctamente, y hoy venimos a intentar esclarecer si estás dudando adquirir una moto eléctrica o una bici eléctrica

Diferencias principales

En primer lugar, las diferencias entre ambas saltan a la vista. La estética de una moto poco o nada tiene que ver con una bicicleta, salvo porque ambas montan dos ruedas. Además de esto, el cuerpo y las capacidades de carga no tienen similitud alguna, por lo que aquí podríamos tener la primera razón para decantarte por un modelo u otro, pero vamos más allá. 

Metiéndonos en temas puramente económicos, tal y como cabría esperar, una bicicleta eléctrica es mucho más asequible. En primer lugar por el propio precio de compra y siguiendo por el mantenimiento o los requisitos existentes para poder circular con este vehículo. En una moto es obligatorio hacerse con un permiso de conducir específico, ya sea cualquiera de los A o incluso el B, así como contratar un seguro.

En el caso de las bicicletas eléctricas, están completamente exentas de precisar de un permiso para poder llevarlas, ya que no es un vehículo con acelerador tipo, tiene un motor inferior a los 250 W y no puede circular más rápido de 25 km/h. Tampoco estaríamos obligados a portar un seguro específico, aunque sí sería conveniente y recomendable contratar uno que nos cubra en caso de daños, robo o accidentes, pues al ser un vehículo mayoritariamente de uso urbano, estaremos en riesgo de sufrir algún tipo de colisión.

2021051412225784146

Specialized Kenevo SL.

Mirando el apartado de mantenimiento de ambos vehículos, la motocicleta tendrá un mayor coste en este terreno ya que la bicicleta no tendrá prácticamente ningún tipo de mantenimiento que ejecutarle más allá de comprobar la salud de su pequeña batería o de sus neumáticos. Debemos incidir en que en el caso de la moto tampoco habría muchas zonas que revisar, más allá del equipo de frenos o la electrónica en general, y es que los vehículos 100% eléctricos poseen una maquinaria interna mucho más sencilla que una alternativa de motor térmico. 

Como he mencionado anteriormente, las bicicletas eléctricas serán utilizadas en la práctica totalidad de su vida a través de terreno urbano. Por esta zona, la bicicleta podrá desplazarse con mayor soltura a través del intenso tráfico de nuestras grandes urbes e incluso podrá circular por carriles vetados para vehículos a motor, como carriles bici o senderos ciclables, lo que facilitará sobradamente la tarea de evitar atascos. 

En caso de hacernos con una moto eléctrica, las restricciones apenas diferirán de una con motor de gasolina. Tendrán obligatoriamente que circular por la calzada como cualquier otro vehículo. Como ventaja, y por regla general, aquí podremos conducir con un pasajero extra, cosa que en la bicicleta puede ser altamente peligroso.

¿Y las ventajas puramente mecánicas?

Bien, con estos datos llegamos al quid de la cuestión, ¿qué diferencia real encontraremos entre circular con una moto eléctrica a hacerlo con una bicicleta también eléctrica?. Sencillamente podríamos resumirlo en que el pequeño motor que porta la bicicleta es un mero apoyo en velocidades continuas, lo que no nos quita el tener que pedalear; con la moto tendremos una mecánica totalmente independiente a nuestro esfuerzo físico. 

A pesar de lo que mucha gente piensa, circular con una bicicleta eléctrica no será lo mismo que hacerlo con una motocicleta. A pesar de que hace décadas la moto nació como una bicicleta motorizada. El mecanismo en una bicicleta eléctrica es mucho más sencillo y lo único que nos aventaja de una convencional será la ayuda y asistencia en rectas o el mantenimiento en velocidades continuas

Según la normativa vigente, una bicicleta de pedaleo asistido serán “las equipadas con un motor eléctrico auxiliar, de potencia nominal continua máxima de 0,25 kilovatios, cuya potencia disminuya progresivamente y que finalmente se interrumpa cuando la velocidad del vehículo alcance los 25 km/h, o antes si el ciclista deja de pedalear”.

Como resumen a todo esto, la bicicleta eléctrica nos proporcionará una asistencia al pedaleo, pero no por ello deberemos dejar de pedalear para dotarnos de velocidad. Por contra, en la moto eléctrica en ningún momento precisaremos de un esfuerzo físico, únicamente necesitaremos sentarnos y por supuesto, que la batería esté convenientemente cargada.

Conversaciones: