NUEVAS PATENTES

Tesla patenta unas baterías más seguras en caso de incendio

Tesla ha presentado dos patentes que describen nuevos sistemas que aumentan la seguridad de las baterías ante un incendio, evitando su propagación y facilitando a los bomberos su extinción.

Tesla Model S tras un incendio.
Tesla Model S tras un incendio.

Tesla ha presentado dos nuevas patentes que describen sendos sistemas para hacer sus baterías de alta tensión más seguras ante un incendio. Las nuevas técnicas del constructor de vehículos eléctricos facilitan la liberación de los gases que lo propagan a través de las celdas y ayudan a los bomberos a su apagado una vez que este se ha declarado. La primera de ellas muestra un sistema para facilitar la liberación de los gases provocados por las altas temperaturas, que evita que el incendio se propague por el resto de las celdas. La segunda es un sistema de inyección de un líquido para controlar la temperatura durante el incendio.

Los casos de incendios de baterías, cuando se produce un accidente en un coche eléctrico, son muy escasos en comparación con los incendios en los vehículos de combustión. De cualquier forma Tesla ha encontrado un margen de mejora importante con estas dos nuevas patentes.

Imágenes incluidas en el informe de solicitud de las patentes de Tesla

Informe de solicitud de las patentes de Tesla. Fig. 6: Interconexión entre de las celdas de baterías. Fig. 8: Capa interconectada de baterías. Fig. 10: Empaquetamiento de las celdas cilíndricas en una batería de Tesla.

Evitar la propagación del incendio entre las celdas

Cuando se incendia la batería de un vehículo eléctrico este comienza habitualmente por una o varias celdas. Las reacciones químicas que se producen liberan una gran cantidad de energía que puede provocar que las celdas adyacentes también se incendien. Este efecto puede derivar en una reacción en cadena que puede durar horas. Afortunadamente esta circunstancia suele permitir a los ocupantes del coche salir de él. La patente de Tesla muestra un nuevo diseño del empaquetamiento que deja una serie de puntos débiles entre las celdas que se rompen en caso de incendio y que permiten liberar el gas, evitando el incendio de las celdas contiguas.

Facilitar el trabajo de los bomberos

La segunda patente se refiere al momento en el que el incendio está activo. Por su situación en el suelo del vehículo, las baterías de Tesla están selladas completamente, de manera que no dejan penetrar a su interior ningún fluido. Esto se convierte en un inconveniente a la hora de que los bomberos actúen para poder apagar el incendio. Por esta razón Tesla ha patentado una herramienta de perforación que permite inyectar un líquido para control térmico en el interior del paquete de baterías.

Se puede consultar el documento íntegro de la solicitud de patente por parte de Tesla en el siguiente enlace.

Conversaciones: