Híbridos y Eléctricos

SOLICITUD DE PATENTE

Toyota patenta un vehículo eléctrico totalmente autónomo para realizar compras y llevarlas a casa

Una patente de Toyota describe un vehículo eléctrico totalmente autónomo que acompaña al comprador por una tienda y le sigue hasta su coche o incluso hasta su casa para entregarle los productos.

Patente de Toyota de un vehículo autónomo y eléctrico para realizar compras.
Patente de Toyota de un vehículo autónomo y eléctrico para realizar compras.

Toyota ha presentado una nueva patente de un vehículo autónomo (y presumiblemente eléctrico) que, cuando el cliente accede a una tienda para comprar, le acompaña en su recorrido cargando los artículos que le indica. Puede tener varios formatos, desde un pequeño contenedor para comprar comida hasta un gran vehículo para materiales voluminosos. Incluiría diferentes herramientas para recoger los artículos sin que el comprador tenga que tocar nada, algo que en la situación actual, con la crisis del coronavirus, resulta muy interesante. Además incluye un terminal de pago para eliminar la necesidad de pasar por una caja para pagar. Finalmente, al salir de la tienda, le acompañaría hasta su coche o hasta su casa para depositar la compra.

La información sobre las características de este curioso acompañante no están muy claras puesto que Toyota lo describe de forma muy amplia, como a una nueva forma de movilidad para realizar compras en diferentes establecimientos. Todavía lejos de la realidad, la idea de Toyota recuerda al universo de "Los Supersónicos", aquella serie de dibujos animados de un mundo trasladado a 2062.

Toyota describe esta patente, textualmente como “Home Improvement Store Autonomous Workhorse”, que no tiene una traducción clara al castellano, pero que podría ser algo así como un “caballo de trabajo autónomo para mejorar las compras en las tiendas”. Básicamente se trataría de un vehículo, que puede tener diferentes dimensiones en función de lo que vaya a adquirir, y que acompaña al comprador en la tienda. Una vez finalizada esta, le sigue hasta su coche o hasta su casa para entregarle los productos. Adicionalmente, incluiría un sistema de pago que automáticamente cargaría el precio de la compra en la tarjeta del usuario, para facilitar todo el proceso.

La forma más sencilla de entender de lo que es capaz este vehículo es con algunos ejemplos hipotéticos. Supongamos que lo que queremos es hacer una compra en un gran centro de bricolaje. Un establecimiento de este tipo, en el que los productos que se adquieren suelen ser muy voluminosos, obliga a alquilar una furgoneta para transportarlos o a hacer que la tienda los envíe. Sin embargo, con el vehículo autónomo de Toyota sería mucho más sencillo. Una vez allí, el vehículo acompaña al comprador por toda la tienda y carga todos aquellos artículos que este desee para posteriormente seguirle hasta su casa y descargarlos allí. En el caso de una tienda como la del ejemplo, el propio vehículo podría incluir el alquiler de las herramientas necesarias para el montaje de lo que se ha comprado.

Proceso de trabajo del vehículo autónomo de Toyota

Proceso de trabajo del vehículo autónomo de Toyota.

Un segundo ejemplo sería la compra en un supermercado. En este caso el vehículo autónomo de Toyota podría parecerse a un típico carrito de la compra que acompaña por los pasillos al comprador. Una vez finalizado el recorrido le acompaña hasta su coche y, mediante un mecanismo no descrito, introduce la compra en su maletero. El vehículo no solo acompaña al cliente por la tienda sino que incorpora un terminal de pago para saber en todo momento cuánto cuesta lo que hay en su interior, eliminando la necesidad de pasar por la caja, sacar los artículos y volver a introducirlos en el vehículo.

Al ser solamente una patente, hay muchas cosas que quedan por ahora en el aire. La primera es su forma. Toyota lo imagina como un vehículo de gran alcance que puede tener diferentes formatos, según el tipo de compras que se vayan a hacer con él. Puede ser un patinete, o una motocicleta, en el caso de productos pequeños y hasta un automóvil o una furgoneta en aquellas tiendas que venden artículos muy voluminosos. La segunda es su sistema de propulsión. Si bien el vehículo será totalmente autónomo, Toyota no especifica el sistema de propulsión, que los más lógico es que sea eléctrico.

Conversaciones: