BYD puede cambiar el rumbo de la industria si logra fabricar sus coches en Europa de manera más rápida

Las baterías para coches eléctricos son algunos de los elementos más preciados en Europa. La demanda es alta, pero el flujo lento. BYD parece haber encontrado una solución al problema.

El transporte aéreo permitirá reducir los tiempos de espera para que las fábricas reciban los módulos de baterías.
El transporte aéreo permitirá reducir los tiempos de espera para que las fábricas reciban los módulos de baterías.
02/12/2023 10:00
Actualizado a 02/12/2023 10:00

A lo largo de los últimos meses, ahora ya no tanto, hemos hablado mucho sobre la falta de componentes y los problemas de las fábricas para abastecerse de elementos indispensables. La falta de baterías para coches eléctricos está causando un cuello de botella que, poco a poco, se está liberando. El problema no es sólo la falta de paquetes, sino lo que tardan en llegar a la fábrica. El transporte marítimo mueve grandes volúmenes de mercancías, pero lentamente. El avión es más rápido, pero las normativas impiden el traslado de baterías, hasta ahora. BYD ha dado con una ingeniosa solución que podría suponer el fin a todos los problemas.

Si te has montado en un avión recientemente, sabrás que no está permitido viajar con grandes baterías. Cuando decimos grandes nos referimos a simples baterías externas de más de 160 Wh de capacidad. Si superan esa capacidad, deben ser transportadas como carga peligrosa según la normativa internacional. Es por esto que la industria no puede trasladar los módulos de las baterías de forma aérea y debe emplear los grandes buques de carga. Un barco, de media, tarda entre 30 y 40 días en realizar la ruta desde China a Alemania, el mayor productor de coches eléctricos de Europa.

BYD Battery Blade
La normativa impide transportar módulos de baterías de más de 35 kilógramos. BYD ha roto con esa normativa.

Un vuelo de apenas unas horas podría cambiar el rumbo de la industria

A veces la alta demanda y la baja disponibilidad de componentes ha provocado parones en la producción o una ralentización de la misma. Aunque salen barcos de forma habitual, nunca serán capaces de igualar la inmediatez del avión. BYD acaba de completar un hito que podría cambiar la industria al exportar por primera vez paquetes de baterías a gran escala por medios aéreos. El trascendental trayecto tuvo lugar el pasado día 24 de noviembre, cuando aterrizó en Frankfurt, Alemania el primer vuelo cargado de baterías de BYD procedentes de China. Una pequeña epopeya que dentro de poco será algo habitual.

El traslado ha sido todo menos sencillo. Nada de almacenar baterías en un avión de carga y listo. Las estrictas normativas aéreas obligan a los fabricantes a cumplir ciertas exigencias. Pruebas de seguridad, homologaciones, simulacros de emergencia, documentación especial… Todos ellos recogidos bajo la norma A99 de la normativa. Cada paquete de baterías LFP transportado pesaba aproximadamente 300 kilogramos y, por ello, BYD tuvo que someterse a un procedimiento incluso más meticuloso de lo habitual. Las pruebas fueron más exigentes, llegando a simular un sobrecalentamiento con la pila completamente cargada.

Las baterías LFP presentan un mayor grado de seguridad que las pilas de iones de litio. Son más resistentes en caso de impacto, penetración o incendio. A pesar de ello, los ingenieros de BYD han tenido que crear baúles de almacenamiento específicos capaces de resistir explosiones internas, que cumpliesen con la normativa de aviación internacional. Tras completar con éxito este primer vuelo, más aviones realizarán la ruta durante los próximos meses entre China y Alemania. BYD no ha querido revelar la identidad del cliente de este primer envío, aunque todo el mundo da por hecho que el destino final era la Gigafactoría de Tesla en Berlín.

Sobre la firma
foto Javier Gomara
Javier Gómara

Ingeniero de carrera y periodista de motor por placer y pasión. Redactor de Híbridos y Eléctricos desde 2021, cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.

Temas