Híbridos y Eléctricos

SIN HABER LOGRADO SU OBJETIVO

Airbus cancela el proyecto E-Fan X: las baterías y el hidrógeno, el futuro de la aviación eléctrica

El proyecto E-Fan X desarrollado por Airbus en colaboración con Siemens y Rolls- Royce tenía como objetivo la realización de vuelos regionales de hasta 100 pasajeros a bordo de un avión híbrido eléctrico.

Proyecto E Fan-X de Airbus, Rolls Royce y Siemens.
Proyecto E Fan-X de Airbus, Rolls Royce y Siemens.

Airbus ha anunciado oficialmente la finalización del proyecto E-Fan X lanzado en 2017 en colaboración con Siemens y Rolls-Royce. Lamentablemente, no ha logrado su objetivo, que era poner en marcha un sistema de propulsión híbrido-eléctrico en un avión regional de 100 pasajeros que fuera capaz de realizar vuelos comerciales en 2020. Sin embargo, Airbus asegura que la experiencia obtenida durante estos tres años, ratifica su compromiso de descarbonización del transporte aéreo. En él continuará trabajando en un proyecto interno en el que también se tendrán en cuenta las posibilidades que ofrece la pila de combustible de hidrógeno.

En noviembre de 2017, Airbus, Siemens y Rolls Royce anunciaron el arranque del proyecto E-Fan X, cuyo resultado debía ser la consecución de un avión híbrido capaz de realizar rutas regionales con pasajeros en 2020. El E-Fan X utilizaba como base el BAe 146, un avión comercial capaz de transportar hasta 100 pasajeros. En su sistema de propulsión original, formado por cuatro turbinas a reacción, se reemplazó una de ellas por un motor eléctrico de 2 MW alimentado por un sistema de baterías que funcionaba en corriente continua a 3.000 voltios.

En mayo de 2019, antes de lo previsto, se anunció por primera vez que Airbus y Siemens tenían intención de poner fin a esta colaboración. Un mes después, Siemens vendió su unidad de negocios de aviones eléctricos a Rolls-Royce, lo que ratificaba su salida del proyecto, cediendo su tecnología a la compañía británica que continuaría el proyecto junto con el conglomerado empresarial europeo.

Ahora, la decisión de terminar el proyecto ha sido tomada conjuntamente con Rolls-Royce. En este último anuncio, Airbus lamenta el final definitivo del proyecto sin haber completado todos sus objetivos. Sin embargo, también asegura haber aprendido mucho de él. “El objetivo primordial permanece sin cambios: estamos totalmente comprometidos con la descarbonización del transporte aéreo", asegura Grazia Vittadini, Director de Tecnología de Airbus, que no ha ofrecido una perspectiva concreta sobre el futuro de los aviones híbridos: "El E-Fan X ha destrozado las nociones preconcebidas de lo que es posible en un vuelo futuro. Su espíritu seguirá vivo si continuamos nuestro viaje hacia la sostenibilidad climática de los vuelos comerciales”.

Sistema de propulsión del E Fan-X

Sistema de propulsión del E Fan-X.

Del proyecto E Fan-X, Airbus ha querido resaltar varias ideas que enfocarán su línea de trabajo en el futuro. Las arquitecturas híbridas basadas en sistemas de baterías de alto voltaje son “el ladrillo tecnológico” indispensables para sus proyectos de demostración. El conocimiento adquirido continuará su desarrollo en el proyecto interno de la compañía denominado Airbus E-Aircraft System Test House.

Al mismo tiempo, explorará las posibilidades y las limitaciones de la propulsión eléctrica híbrida en serie abriendo la investigación a nuevas tecnologías. Airbus considera el hidrógeno como un desafío y una gran oportunidad, compartiendo con las baterías eléctricas "a partes iguales”, el futuro de la electrificación de la aviación. 

Conversaciones: