Híbridos y Eléctricos

ALEMANIA

Se aceleran inversiones y normativas para el uso de los patinetes eléctricos

Tier Mobility, el servicio de movilidad compartida alemán bajo el que trabaja e-Scooter, ha recibido el apoyo económico de Nico Rosberg y el impulso que le ofrecerá la nueva Ordenanza sobre Vehículos Eléctricos Pequeños.

Nico Rosberg invierte en e-Scooter y en su servicio de micromovilidad compartida Tier Mobility.
Nico Rosberg invierte en e-Scooter y en su servicio de micromovilidad compartida Tier Mobility.

En medio del debate que actualmente se está llevando a cabo en Alemania, en relación con la circulación en las ciudades de los patinetes eléctricos, el ex campeón del mundo de Fórmula 1, Nico Rosberg, ha anunciado que invertirá en e-scooter, una nueva startup que ofrece su servicio de micromovilidad compartida bajo el nombre de Tier Mobility.

Con la aportación de Rosberg, que no ha revelado la cuantía total de su inversión, los fondos de la compañía se elevan a 32,4 millones de euros. Además del piloto de Fórmula 1, está respaldada por inversores como Northzone, Speedinvest y Point Nine.

Nico Rosberg también contribuye económicamente y da respaldo a la Fórmula E, el campeonato de monoplazas eléctricos y a otras empresas como Lyft, una empresa de transporte estadounidense que conecta conductores y usuarios de coches compartidos por medio de una aplicación móvil y Space X dirigida por Elon Musk.

Tier Mobility cuenta con una plantilla de 200 personas y ofrece su servicio de movilidad compartida en 20 ciudades de Europa. Desde que comenzó a operar, en octubre del año pasado, ya ha realizado más de un millón de desplazamientos y actualmente es la empresa europea que compite con las estadounidenses líderes del sector como Bird Rides y Lime.

La legislación alemana

Alemania aprobó la semana pasada una nueva ley para regular el uso de los patinetes eléctricos en calles y carriles bicicletas lo que facilitará a Tier Mobility y a su competencia americana a crecer en la economía más grande de Europa.

El Consejo Federal Alemán aprobó Ordenanza sobre Vehículos Eléctricos Pequeños que permitirá el uso de patinetes eléctricos por las calles de las ciudades. Sin embargo, el gobierno tendrá que implementar algunos cambios como requisito previo para su aprobación final. El Ministerio de Transportes prevé que este verano los patinetes eléctricos recibirán el permiso oficial para su circulación.

El Consejo considera necesario establecer normas uniformes para todo el país. En el borrador aprobado en abril ya se incluía la obligatoriedad de contratar un seguro y el establecimiento de un límite de velocidad de 20 km/h. Los cambios que se incluirán en la futura ley se refieren a la edad y el uso de estos vehículos. Los patinetes únicamente podrán ser manejados a partir de los 14 años de edad y no podrán circular por las aceras, de forma que deben utilizar la calzada o los carriles bici.

El gobierno había considerado previamente una edad mínima de 12 años y quería permitir que los modelos con velocidades inferiores a 12 km/h pudiesen utilizar las aceras. La discusión sobre la circulación de estos vehículos por las aceras es una de las mayores controversias que está surgiendo en varios países europeos. El Ministro de Transporte alemán, Andreas Scheuer, ha asegurado que su objetivo es “hacer posibles nuevas formas de transporte de tal manera que no pongan en peligro a nadie", y que, acatando las demandas de los estados alemanes, se prohibirá su uso por las aceras.

Respecto a la posibilidad de subir patinetes eléctricos a los medios de transporte público, la Asociación de Compañías de Transporte Alemanas, que representa a más de 600 empresas de autobuses públicos y ferrocarriles en Alemania, ha recomendado que se permita que los scooters eléctricos puedan llevar en autobuses y trenes si son plegables y ligeros de modo que podían considerarse como “objetos de mano”.

Según Stefan Heimlich, presidente del Auto Club Europa las regulaciones basadas en el peso, el tamaño de las ruedas y las dimensiones es demasiado complicada. "Para que los scooters eléctricos desarrollen todo su potencial y se conviertan en un medio de transporte para la primera y la última milla, debe existir una legislación clara y fácil de usar”.

Previamente a la definitiva aprobación en verano, la idoneidad práctica de los patinetes eléctricos se está probando a través de proyectos piloto individuales, a través de los servicios de movilidad compartida en Bamberg y Munich.

Conversaciones: