Híbridos y Eléctricos

16 AÑOS DE VIDA ÚTIL

La batería de los 2 millones de km y 16 años de vida de CATL ya está lista para producirse en serie

Según el presidente de CATL, la compañía ya está lista para producir una batería para coches eléctricos que promete 2 millones de km y 16 años de vida útil. Unas prestaciones que le harán ser un 10% más caras.

La batería de los 2 millones de km de CATL, lista para producirse en serie
La batería de los 2 millones de km de CATL, lista para producirse en serie

La compañía china Contemporary Amperex Technology Ltd. (más conocida por sus siglas CATL) está lista para producir en serie una batería para coches eléctricos que promete una vida útil de 2 millones de kilómetros y 16 años, según ha declarado el presidente de la empresa, Zeng Yuqun, en una entrevista concedida a Bloomberg.

Según Zeng Yuqun, «si alguien hace un pedido, estamos listos para la producción», aunque no ha revelado detalles sobre si ha firmado algún acuerdo con algún fabricante de coches para suministrarle estas baterías. La compañía china asegura que sus nuevas celdas pueden durar 2 millones de kilómetros y 16 años, unas prestaciones que tienen un precio: son alrededor de un 10% más caras que las celdas actuales de CATL. 

Extender la vida útil de la batería es un avance importante que tiene consecuencias positivas a nivel medioambiental. Una batería de mayor duración significa poder reutilizar una misma batería en un segundo vehículo, por ejemplo, sin tener que fabricar otra, o utilizarse como acumuladores estacionarios. Además ayudará a reducir la preocupación de los potenciales clientes de un coche eléctrico sobre la degradación de la batería a largo plazo, y la posibilidad de tener que reemplazarla tras unos años (un factor que puede frenar la adopción de coches eléctricos por parte de algunos consumidores).

Actualmente, y por regla general, la mayoría de fabricantes ofrecen en sus coches eléctricos una garantía de 8 años o 160.000 kilómetros para las baterías. Un caso excepcionalmente llamativo es el del Lexus UX 300e, el primer coche eléctrico de Lexus, que ofrecerá una garantía de 1 millón de kilómetros para su batería.

Tesla, por su parte, también está desarrollando una batería propia que promete una vida útil de 1,6 millones de kilómetros (1 millón de millas) y reduce un 10% el uso de cobalto. Al mismo tiempo, la compañía estadounidense ha llegado a un acuerdo con CATL para el suministro de baterías de ferrofosfato, con mayor vida útil que las actuales, sin cobalto y más baratas. Por otro lado, General Motors también está investigando para tener una batería con una vida útil similar y bajo coste.

La demanda de coches eléctricos estará liderada por modelos premium, según el presidente de CATL

El directivo chino también tuvo tiempo para hablar sobre la situación actual del mercado, golpeado por la pandemia del coronavirus, y las perspectivas a futuro. «Si bien el brote del coronavirus reducirá las ventas a lo largo de este año, la demanda de coches eléctricos aumentará a principios de 2021», según Zeng, cuya emrpesa fue el año pasado la mayor productora de baterías del mundo.

«La pandemia puede tener un efecto duradero durante 2020, pero no será un factor importante el próximo año», dijo Zeng, que aseguró tener «gran confianza a largo plazo». CATL tiene entre sus clientes a fabricantes de primer nivel como Volkswagen, Tesla, BMW y Toyota, con acuerdos cerrados para los próximos años. El presidente de CATL cree que los compradores que se han echado atrás en la compra durante la pandemia están creando «una demanda acumulada que se desatará a partir del próximo año», y que estará liderada por modelos premium.

Conversaciones: