Híbridos y Eléctricos

A PARTIR DEL SEGUNDO TRIMESTRE DEL 2022

Las baterías Blade de BYD estarán en los coches eléctricos de Tesla, ¿más que un rumor?

Desde China, algunos medios están informando sobre el contrato firmado por Tesla y BYD para que los coches eléctricos del fabricante americano cuenten con las nuevas baterías Blade a partir del segundo trimestre del próximo año.

Baterias Blade BYD para Tesla
Las baterías Blade de BYD, podrían formar parte de los coches eléctricos de Tesla.

La expansión de la capacidad de producción en China de las nuevas baterías Blade de BYD, que alcanzará los 35 GWh anuales cuando las nuevas líneas estén completamente operativas, le permitirá ofrecerlas a clientes externos. Según informan algunos medios locales, uno de ellos podría ser Tesla, que las recibiría a partir del segundo trimestre de 2022 para los coches eléctricos que fabrica en la Gigafactoría de Shanghái.

En marzo del año pasado, BYD presentaba una nueva batería para coches eléctricos llamada ‘Blade Battery’ que emplea una química LFP (litio-ferrofosfato) y que califica como indestructibles, ya que pueden puede soportar todo tipo de daño sobre ella, sin reaccionar con explosiones ni incendios. Según informa el medio local chino cls.cn, estas baterías ya están siendo probadas en un coche eléctrico de Tesla, aunque ni el fabricante americano ni BYD han confirmado esta noticia.

Precisamente, a mediados de 2020, Tesla firmaba un contrato con la empresa china CATL para el suministro baterías LFP, con el objetivo de reducir el precio de sus coches eléctricos en China. Esta tecnología no se emplea habitualmente ya que su densidad energética es inferior y se ha limitado a algunos vehículos de gran tamaño por su coste, que es significativamente inferior.

Estructura baterias Blade BYD

El factor de forma de las celdas Blade de BYD mejora la densidad de energía eliminando los módulos y reduciendo el volumen del paquete en un 50% respecto a una batería con química NCM.

Pero BYD parece haber resuelto estos problemas con las celdas Blade Battery. Tienen unas dimensiones notablemente compactas: 96 cm de largo, 9 cm de ancho y 135 cm de alto. Una vez colocadas en su matriz se insertan en un paquete de baterías en una disposición tipo laminar (de ahí su nombre). La empresa afirma que este factor de forma permite mejorar la densidad de energía al eliminar la necesidad de los módulos, lo que no difiere, estructuralmente, de la nueva batería formada por celdas 4680 de Tesla. Los ingenieros de BYD han logrado reducir el volumen del paquete en un 50% respecto a una batería con química NCM (níquel, cobalto, manganeso) creando así espacio adicional para incluir más cantidad de material activo y otros equipos auxiliares.

Durante su vida útil serán capaces de soportar 3.000 ciclos de carga y descarga lo que supone que su vida útil puede llegar a alcanzar hasta 1,2 millones de kilómetros a bordo de un coche eléctrico. Además admitirá una potencia de carga de al menos 110 kW en corriente continua que es la declarada por ahora para BYD Tang de 2021, un SUV eléctrico que ya se vende en Noruega desde 2020.

Bateria Blade BYD

Las baterías Blade de BYD son muy semejantes, estructuralmente a las que Tesla está fabricando con las celdas 4680.

Hasta ahora, estas celdas no han estado disponibles para su venta a otras empresas, debidos a las limitaciones de producción iniciales. Sin embargo, esta capacidad ha aumentado significativamente en los últimos meses y lo sigue haciendo, puesto que BYD sigue construyendo nuevas instalaciones. Según Jiemian.com, el mes pasado, todos los coches eléctricos que fabrica BYD cuentan ya con este tipo de baterías. Además BYD está expandiendo la capacidad para asumir los previsibles incrementos en las ventas y también el suministro a clientes externos.

En abril se lanzó una segunda fase del proyecto de producción de estas baterías con la construcción de seis nuevas líneas, según informa Chongqing Daily. En conjunto, la primera y la segunda fase tendrán una capacidad de producción anual de 35 GWh cuando funcionen a plena capacidad, lo que supone una facturación de 30.000 millones de yuanes (unos 3.900 millones de euros).

El pasado 15 de julio, BYD, el gobierno de Changchun, en la provincia de Jilin situada en el noreste de China, y FAW Group firmaron un acuerdo de cooperación para invertir en el establecimiento de una base de producción de baterías de energía en Changchun. El 3 de agosto, BYD creó una nueva compañía de baterías en la provincia de Anhui, en el este de China, bajo el nombre de Wuwei Fudi Battery Co. Su ámbito comercial abarca la fabricación y venta de baterías, la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías de materiales.

Conversaciones: