Híbridos y Eléctricos

SEGÚN NISSAN

Las baterías de los coches eléctricos están durando más de lo previsto: 12 años y siguen funcionando

El director de marketing de Nissan en el Reino Unido, Nic Thomas, asegura que casi todas las baterías que ha instalado el fabricante japonés en sus coches eléctricos todavía están realizando su función después de 12 años de funcionamiento.

baterias coches electricos mas duracion niisan-portada
Las baterías instaladas en los vehículos eléctricos están sufriendo menos degradación de la prevista.

La degradación de la batería de los coches eléctricos es una de las grandes preocupaciones tanto para los fabricantes como para los compradores que se plantean comprar uno. Los primeros han de ofrecer una garantía sobre su capacidad que generalmente es el 70 % de la inicial una vez transcurridos 8 años o 150.000 kilómetros desde la venta. Para los segundos han de contar con que la autonomía irá reduciéndose paulatinamente con el tiempo, y calcular si el modelo que eligen seguirá ofreciendo el mismo servicio pasados los primeros años de vida. Tras 12 años de experiencia, Nissan asegura que este problema es completamente secundario.

Las informaciones equívocas sobre la degradación de las baterías de los coches eléctricos son habituales en muchos medios de comunicación. En ellas se asegura que se desgastan en pocos años, lo que hace que estos vehículos pierdan valor, no sirvan para realizar su cometido y además sean un grave problema para el medioambiente. Según ha declarado recientemente a Forbes el director de marketing de Nissan en el Reino Unido, Nic Thomas. “Casi todas las baterías que hemos fabricado todavía están en automóviles, y hemos estado vendiendo automóviles eléctricos durante 12 años”.

Según Nissan, el esperado exceso de baterías viejas procedentes de vehículos eléctricos no se ha materializado, tal y como esperaban muchos detractores de la electrificación del transporte. La razón es que, a diferencia de los teléfonos móviles, los ordenadores portátiles y otros dispositivos alimentados también por baterías de litio, el BMS (Battery Management System) que incorporan la mayoría de los coches eléctricos son mucho más sofisticados. Este sistema de gestión de la carga y de los parámetros de funcionamiento de cada celda está diseñado para maximizar la vida útil de la batería.

Batería del Nissan Leaf desmontada
Según Nissan, después de 12 años, la mayoría de las baterías que han instalado en sus coches eléctricos siguen cumpliendo perfectamente con su función.

Los expertos vaticinan que los paquetes de baterías durarán, al menos, el tiempo estipulado por los contratos de garantía de las baterías con las condiciones que en ellos se estipulan: 8 años, 150.000 kilómetros. Los casos en los que no se alcancen serán debidos a baterías defectuosas o con un uso más intenso en cuanto a cargas rápidas de lo habitual.

Según Thomas, “no tenemos un gran stock de baterías que podamos reutilizar en otras aplicaciones”. Muchas de esas baterías durarán incluso más que los vehículos en los que están instalados y después completarán un segundo ciclo de vida en aplicaciones de almacenamiento de energía estacionario antes de pasar a ser recicladas. “Al final de la vida útil del vehículo, tras 15 o 20 años, la batería que se desmonta todavía conserva entre un 60 y un 70 % de la carga utilizable”. Extraer la batería de un coche eléctrico para poner otra no es una solución viable. “Es más sostenible extraer la batería después de 20 años, reciclar el automóvil y reutilizar la batería”.

Hasta la fecha, Nissan solo ha recuperado una pequeña cantidad de las baterías del Leaf, la mayoría procedentes de accidentes y una cantidad inferior de aquellas que no han cumplido con las condiciones de la garantía. Algunas de ellas han sido enviadas a gestores de sistemas de almacenamiento de energía estacionario para un nuevo uso. Thomas anuncia que la nueva fábrica de Nissan, actualmente en construcción en Sunderland, Inglaterra, utilizará estas baterías para almacenar la energía procedente de los paneles solares y las turbinas eólicas.

paleta ensamblaje bajo la carroceria fabrica intelignte de Nissan SUMO
La nueva fábrica de Nissan, actualmente en construcción en Sunderland, Inglaterra, utilizará estas baterías para almacenar la energía procedente de los paneles solares y las turbinas eólicas.

En cuanto al reciclaje, los fabricantes de baterías, los fabricantes de automóviles y las empresas especializadas en este sector están trabajando para desarrollar lo que algún día será una nueva y próspera industria. La Unión Europea ya regula la eliminación de baterías de vehículos eléctricos y se espera que actualice sus normativas pronto para establecer objetivos para la recuperación de minerales específicos. “Ya existe una industria de reciclaje de baterías muy fuerte en China”, asegura Thomas. "He visitado muchas plantas de fabricación de masa negra de la que luego se extraen todos los metales preciosos".

El Grupo Volkswagen inauguró recientemente una instalación de I+D de baterías en Salzgitter, Alemania, que eventualmente reciclará baterías de vehículos eléctricos. Redwood Materials, una empresa de reciclaje de baterías dirigida por el cofundador de Tesla, JB Straubel, recaudó 700 millones de dólares en inversiones dirigidas a expandir sus operaciones en Carson City, Nevada. Straubel le dijo recientemente a Forbes que su empresa ya puede recuperar cantidades utilizables de diferentes metales a un coste inferior al que hay que pagar en el sector minero.

fabrica-reciclaje-baterias-northvolt-portada
Para reciclar las baterías usadas, primero se desmantelan y trituran hasta formar la denominada "masa negra", que luego se procesa para producir productos químicos especializados que puedan ser empleados en baterías nuevas.

La demanda de materiales procedentes del reciclaje a gran escala se producirá probablemente dentro de unos años. Construir una cadena de economía circular para baterías es un proyecto que debe acelerarse deliberadamente. La Agencia Internacional de Energía (IEA) estima la capacidad de reciclaje global actual en alrededor de 180.000 toneladas métricas de baterías por año. Según los expertos en reciclaje consultados por Forbes, solo los vehículos eléctricos vendidos en 2019 generarán 500.000 toneladas de desechos de baterías. La AIE dice que para 2040, podría haber 1.300 GWh de baterías gastadas que necesitarán ser recicladas.

Conversaciones: