Híbridos y Eléctricos

PLAN FORD+

Ford montará las baterías LFP sin módulos de CATL en el Mustang Mach-E y en la F-150 Lightning

La escasez de materias primas para las baterías ha hecho reaccionar a Ford, que en su apuesta por los coches eléctricos ha decidido incluir baterías LFP en el Mustang Mach-E y en la F-150 Lightning, para poder atender la fuerte demanda.

baterías lfp catl ctp ford-portada
baterías lfp catl ctp ford-portada

Con la vista puesta en una fuerte demanda en el futuro, Ford ha anunciado que añade una nueva química de baterías para sus coches eléctricos. En concreto, se ha asegurado el suministro de 60 GWh de capacidad de batería para finales de 2023, lo que se corresponde con una producción de 600.000 coches eléctricos anuales y dos millones de unidades a finales de 2026. El Mustang Mach-E, la F-150 Lightning y la e-Transit contarán con la opción de montar baterías LFP de CATL, sin módulos, además de química NCM actual

La compañía detalló sus planes para asegurarse el suministro de baterías que respalde los objetivos de producción fijados en su plan Ford+. El fabricante americano espera que la tasa de crecimiento anual de los vehículos eléctricos supere el 90 % hasta 2026, más del doble del crecimiento previsto para el mercado global.

El fabricante anuncia que añadirá baterías con química de litio ferrofosfato (LFP) a su cartera. Esta tecnología, a pesar de ofrecer algo menos de densidad energética, también garantiza que sus clientes dispondrán de un vehículo eléctrico con una pérdida de autonomía mínima, ya que estas baterías sufren menor degradación. Ford mantiene las actuales, con química ternaria rica en níquel NCM (níquel, cobalto y manganeso).

baterías lfp catl ctp ford-interior2
Ford se ha asegurado el suministro de 60 GWh de capacidad de batería para finales de 2023, lo que se corresponde con una producción de 600.000 coches eléctricos anuales y dos millones de unidades a finales de 2026.

También reduce su dependencia de minerales críticos escasos como el níquel y, a de la variabilidad de precios, generando un ahorro de materiales del 10 al 15 % para las baterías en comparación con las NCM. Al añadir esta segunda opción aumenta la capacidad de producción necesaria para cubrir la alta demanda de sus coches eléctricos.

600.000 coches eléctricos en 2023

Al trabajar con las principales compañías de baterías de todo el mundo, la compañía ha confirmado que se ha asegurado el 100 % de la capacidad de batería anual que necesita, 60 GWh que respalda sus planes de producir 600.000 coches eléctricos para finales de 2023.

Los 600.000 vehículos eléctricos que Ford plantea fabricar para finales de 2023 constan de 270.000 Mustang Mach-E para América del Norte, Europa y China, 150.000 F-150 Lightning para América del Norte y 150.000 e-Transit para América del Norte y Europa. Además se añaden 30.000 unidades de un SUV completamente nuevo para Europa, cuya tasa de ejecución aumentará significativamente en 2024

Entre los suministradores, Ford confirmó a CATL (Contemporary Amperex Technology) como uno de los más importantes. La compañía china proporcionará las baterías LFP para los modelos Mustang Mach-E que se vendan en Norteamérica a partir del próximo año, y para los de la pick-up eléctrica F-150 Lightning a principios de 2024. La flexibilidad de la arquitectura eléctrica de Ford permite la incorporación de la tecnología LFP con celdas prismática y sin módulos (CTP) de CATL. Esta ventaja le brinda la capacidad de escalar la producción para atender la demanda de los clientes.

baterías lfp catl ctp ford-interior3
Las baterías LFP de CATL formarán parte de algunos de los 270.000 Mustang Mach-E, 150.000 F-150 Lightning, 150.000 e-Transit y 30.000 unidades de un SUV completamente nuevo que Ford fabricará en 2023.

Ford también mantiene su colaboración con otras otro fabricante con el que ya ha trabajado, LG Energy Solution (LGES). Los coreanos son proveedores, desde hace mucho tiempo de la firma y ha escalado rápidamente su producción para duplicar la capacidad en sus instalaciones de Wroclaw, Polonia. Desde allí respalda los incrementos de producción de celdas NCM para el Mustang Mach-E y la furgoneta eléctrica E-Transit.

También mantiene su relación estratégica con SK On, que tiene capacidad de producción ya instalada para respaldar el escalado de la F-150 Lightning y la E-Transit de gran volumen de Ford hasta finales de 2023, aumentando la producción de celdas NCM más allá de los niveles planificados anteriormente desde sus instalaciones de Atlanta y proporcionando nueva capacidad de celdas de batería desde su fábrica de Hungría.

“La nueva línea de vehículos eléctricos de Ford ha generado un gran entusiasmo y una gran demanda, por lo que estamos implementando el sistema industrial para escalar rápidamente la producción”, ha asegurado Jim Farley, presidente y director ejecutivo de Ford y presidente de Ford Model e, la empresa escindida de la firma genérica para comercializar sus coches eléctricos. “El equipo de Model e se ha movido con velocidad, enfoque y creatividad para asegurar la capacidad de la batería y las materias primas que necesitamos para ofrecer vehículos eléctricos innovadores para millones de clientes”, añade Farley.

Ford invertirá más de 50.000 mil millones de dólares en vehículos eléctricos hasta 2026. Más de la mitad de su producción global sean vehículos eléctricos para 2030 con el objetivo de lograr la neutralidad de carbono a nivel mundial en 2050. Para lograrlo, la nueva cadena de suministro que necesita crear mantendrá sus compromisos con la sustentabilidad y los derechos humanos.

baterías lfp catl ctp ford-interior1
Al trabajar con las principales compañías de baterías de todo el mundo, Ford se ha asegurado el 100 % de la capacidad de batería anual que necesita, 60 GWh que respalda sus planes de producir 600.000 coches eléctricos para finales de 2023.

Dos millones de coches eléctricos en 2026

Basándose en sus acuerdos vinculados para alcanzar los 600.000 coches eléctricos en 2023, la forma del óvalo va todavía un poco más lejos. Por ahora ha obtenido el 70 % de la capacidad de baterías que necesita para respaldar una tasa de crecimiento global anual que le lleve a producir más de dos millones de vehículos eléctricos para fines de 2026.

Ford y CATL, el productor de baterías más grande del mundo, han firmado un memorando de entendimiento no vinculante por separado para explorar una cooperación para el suministro de baterías en los mercados de Ford en China, Europa y América del Norte.

Ford también anunció que planea localizar y utilizar otros 40 GWh de capacidad de batería LFP en América del Norte a partir de 2026. Esta capacidad adicional la utilizará para complementar las tres plantas de baterías anunciadas en Kentucky y Tennessee que forman parte de la empresa conjunta BlueOval SK entre Ford y SK On, creada oficialmente la semana pasada. Ford ha firmado un memorando de entendimiento adicional con SK On y Koç Holdings para crear una empresa conjunta en Turquía para ampliar allí la capacidad de producción de celdas de batería.

Conversaciones: