Híbridos y Eléctricos

LO IMPORTANTE ES EL MENSAJE

¿Por qué Bill Gates se ha comprado un Porsche Taycan en lugar de un Tesla?

Bill Gates ha preferido comprarse un Porsche Taycan Turbo S antes que un Tesla Model S Performance y no lo ha hecho porque sea mejor coche eléctrico ni porque sea 100.000 euros más caro: lo ha hecho porque es un entusiasta de la marca.

Entrevista a Bill Gates en el canal de Youtube de Marques Brownlee
Entrevista a Bill Gates en el canal de Youtube de Marques Brownlee

El magnate, filántropo y defensor de la reducción de emisiones y los combustibles alternativos, Bill Gates vuelve a la actualidad por haber desvelado en un entrevista que ha adquirido un Porsche Taycan. Tras saberlo, muchos se han preguntado porque el segundo hombre más rico del mundo no se ha decidido por un Tesla Model S y ha preferido un coche eléctrico de un fabricante alemán. El empresario ha sido muy claro al respecto: simplemente ha elegido el coche eléctrico que ofrece su marca favorita.

En una entrevista a Bill Gates publicada por uno de los youtubers más famosos del mundo, Marques Brownlee, el fundador de Microsoft desvela por qué ha preferido un Taycan a un Model S, algo que realmente, puede ser una simple anécdota, porque probablemente se podría comprar los dos. Lo importante es el mensaje que hay detrás y el alcance que puede tener una acción como esta en el público en general.

En la entrevista, Gates revela que su decisión de compra en favor del deportivo eléctrico alemán es solamente por razones personales y nada tiene que ver con razones tan mundanas como el precio. La diferencia entre estos dos modelos, con la mayor potencia y equipamiento posible, es de casi 100.000 euros (120.000 euros para el Tesla Model S Performance y más de 210.000 euros para el Taycan Turbo S). Para alguien que ha pagado 590 millones de euros por el Sinot Aqua, un yate de lujo movido por hidrógeno, no es importante el dinero. 

porsche-taycan-turbo-s-vs-tesla-model-s

Bill Gates tiene en su haber una larga colección de coches de esta marca, que incluye un 959 extremadamente raro que les costó una década importar a los Estados Unidos. Es un entusiasta de la marca. Para quien ha hecho del cambio climático, de la defensa los combustibles alternativos y de la reducción de emisiones el área de enfoque de su fundación, comprar un coche eléctrico debe ser lo correcto y elegir el deportivo que ofrece su marca favorita, lo lógico. Gates cumple así con el perfil de cliente que quiere captar la estrategia de ventas del fabricante alemán.

A Bill Gates le da igual que la autonomía del Taycan Turbo S no supere los 320 kilómetros no que a red de recarga no sea tan extensa y funcional como la de Tesla. Su coche es un Porsche porque desarrolla 750 CV de potencia, acelera de a 100 km/h en 2,4 segundos y porque Porsche lo ha desarrollado para que mantenga el espíritu de la marca. El hecho de dejar atrás el motor de combustión interna no supone alejarse de su identidad, de sus los requisitos de conducción, calidad y diseño de la marca. “El Taycan se conduce como un Porsche, se parece a un Porsche y se siente como un Porsche; simplemente tiene un sistema de propulsión diferente”, aseguró, el director de vehículo eléctrico en Porsche, Stefan Weckbach

El mensaje es lo importante

Bill Gates no se ha quedado en la anécdota de su compra durante la entrevista. Defendió a Tesla por el trabajo que la empresa ha realizado para popularizar los coches eléctricos. “Si tuvieras que nombrar a una compañía que ayudó a impulsarlos, sería Tesla”, afirma rotundamente. Que haya elegido el Porsche sobre el Tesla no es negativo para la marca californiana.

Lo importante es que alguien tan influyente como Bill Gates sea entrevistado en un medio que recibe tanta atención como el canal de Youtube de Marques Brownlee para hablar de coches eléctricos. El mensaje y la lección que hay que extraer de este hecho, es la capacidad de influencia de las personas y los medios para cambiar la forma en que millones de personas se trasladan cada día es mucho más importante que elegir una marca o un modelo. Tesla han demostrado que el concepto es viable, pero requiere que lo adopten el resto de los actores principales de la industria para que se haga realidad.

Conversaciones: