Híbridos y Eléctricos

MÁS MECÁNICAS ELECTRIFICADAS

BMW eliminará el 50% de sus motores de combustión «tradicionales» a partir de 2021

Durante la presentación de resultados económicos, BMW ha anunciado su estrategia para los próximos años, que incluye lanzar 13 nuevos coches eléctricos para 2025 y la eliminación del 50% de los motores de combustión a partir de 2021.

BMW eliminará el 50% de sus motores de combustión a partir de 2021
BMW eliminará el 50% de sus motores de combustión a partir de 2021

Durante la presentación de sus resultados financieros de 2019, que se han visto protagonizados por un notable descenso de los beneficios, BMW anunció los pasos a seguir en los próximos años en materia de electrificación y cómo cambiará su gama. Y lo cierto es que se avecinan cambios importantes, pues BMW ha anunciado que eliminará el 50% de sus «propulsores tradicionales» a partir de 2021.

¿Qué significa esto? Pues, ni más ni menos, que la marca alemana va a llevar a cabo una transición importante hacia mecánicas electrificadas, contando cada vez con un menor número de aquellos que empleen solamente un motor térmico gasolina o diésel. En su anuncio, la firma muniquesa asegura que «hasta el 50 por ciento de las variantes con propulsores tradicionales se eliminarán a partir de 2021 en la transición hacia arquitecturas mejoradas».

La marca no dio detalles sobre cuáles serán las mecánicas afectadas, o cuáles serán las primeras en desaparecer, pero todo apunta a que en los próximos años veremos una gama en la que será común la hibridación suave de 48 voltios y las mecánicas híbridas enchufables. No obstante, la transición no ocurrirá de la noche a la mañana: BMW dijo que el impacto de estas medidas se empezará a notar particularmente en los años posteriores a 2022.

A esto hay que sumar la intención de la compañía de reducir la complejidad de la gama, es decir, recortar el número de productos o versiones de cada modelo. Por otro lado, al mismo tiempo el fabricante ha confirmado que seguirá lanzando nuevos modelos en aquellos segmentos con mayor margen de beneficios: los SUV. 

BMW remarcó sus planes en materia de movilidad eléctrico, señalando que espera que se duplique la demanda de coches híbridos y eléctricos para el año 2021. Para 2023, la compañía tiene previsto tener 25 modelos electrificados, de los cuales 13 serán coches completamente eléctricos como el iX3, el iNext y el BMW i4.

Un impulso en la electrificación de sus productos que, de momento, está pasando factura en sus cuentas de resultados. El beneficio de la compañía se redujo un 28,9% el año pasado, a pesar de que vendió más coches. La razón estriba en el coste de desarrollar los coches eléctricos, que hizo aumentar un 12% el gasto en investigación y desarrollo el año pasado. Para equilibrar la balanza económica, BMW llevará a cabo un programa de reducción de costes con el que pretende ahorrar 12.000 millones de euros para finales de 2022.

Conversaciones: