Híbridos y Eléctricos

BYD SEAGULL

BYD rompe los esquemas con un coche eléctrico de 8.100 euros y 300 km de autonomía

BYD lanzará en 2023 su primer coche eléctrico con batería de sodio, una tecnología que permitirá abaratar los costes de producción y ofrecer un pequeño coche eléctrico asequible y con autonomía competente.

byd-seagull-bateria-sodio
Foto espía del BYD Seagull

La industria del automóvil tiene varios frentes abiertos hoy en día, uno de ellos es conseguir ofrecer coches eléctricos competentes a precios razonables. Los fabricantes chinos son los que más cerca están de conseguirlo, y la última prueba viene de parte de BYD. La compañía china está preparando un pequeño coche eléctrico para 2023 que, gracias a las baterías de sodio y según la prensa china, tendrá un precio de poco más de 8.000 euros.

Hablamos del BYD Seagull, cuyo lanzamiento está previsto para el segundo trimestre del próximo 2023. A la vuelta de la esquina, como quien dice. Según la prensa local china, el pequeño BYD Seagull será el primer coche eléctrico en llevar baterías de sodio, más sostenibles, más seguras y no menos importante: más baratas que las actuales de litio. El Seagull es un coche pequeño y pensado para el uso urbano, un segmento A.

Hace poco más de una semana supimos que BYD estaba preparando una primicia muy importante, una tecnología nueva que permitiría tener coches eléctricos más asequibles. Esa primicia es la producción en masa de baterías de sodio y permitirá, entre otras cosas, que el BYD Seagull cueste apenas 8.100 euros al cambio actual (60.000 yuanes). Para nosotros los europeos habrá un problema: de momento está previsto venderlo solamente en China. Sin embargo, BYD ya está en Europa (y en España) así que no podemos descartar que acabe llegando a nuestro mercado.

Aunque BYD desmintió que estuviera preparando la producción en serie de baterías de sodio, esta nueva información conseguida por el medio local Yiche y las imágenes del BYD Seagull ultimando sus pruebas por carretera, han vuelto a reavivar la llama. Ahora incluso con más detalles.

Según la prensa china, habrá dos versiones del BYD Seagull. La versión más asequible con batería de sodio costará 8.100 euros al cambio y tendrá 300 kilómetros de autonomía. La otra versión equipará una batería de litio, costará 10.800 euros (80.000 yuanes) y tendrá 400 km de autonomía, según la información filtrada.

En la actualidad, las baterías de iones de sodio cuestan más o menos lo mismo que las de litio-ferrofosfato, en torno a 88 €/kWh (650 yuanes por kWh). La tecnología de litio-ferrofosfato (LFP) es la más asequible entre las baterías de litio actuales ya que prescinde de materiales como el níquel y el cobalto, que son muy caros. BYD pretende reducir el coste a 67,6 €/kWh (500 yuanes por kWh) para cuando la batería de sodio se empiece a fabricar en gran volumen. La fecha concreta para hacerlo depende ahora de los resultados en las pruebas de validación.

Está previsto realizar pruebas en el primer trimestre de 2023, con resultados preliminares previstos para junio de ese mismo año. Si estos resultados son satisfactorios, la batería se lanzará al mercado en el segundo trimestre de 2023. De lo contrario, se lanzará en el tercer trimestre, según el informe.

¿Qué ventajas tienen las baterías de sodio?

En comparación con las baterías de litio, las baterías de sodio son más asequibles, más seguras, más ligeras y más sostenibles medioambientalmente. A cambio de todas estas ventajas, ofrecen menor densidad de energía que las baterías de litio.

El sodio es abundante, barato y su obtención es más sostenible (se cosecha, no se extrae). Además las baterías de iones de sodio pueden funcionar en un rango de temperatura más amplio, y ofrecen un mejor rendimiento que las de litio en ambientes fríos. Son más ligeras, lo que contribuye a reducir el peso total del coche, sin embargo también sufren degradación con el paso del tiempo y las sucesivas recargas.

Con todo, se presentan como una tecnología ideal para los coches eléctricos más asequibles con autonomías de hasta 400 kilómetros, aproximadamente. No obstante, CATL ya trabaja en baterías híbridas de litio-sodio que combinan lo mejor de ambas tecnologías y pueden ofrecer mejores autonomías, hasta 500 kilómetros por recarga.

Además de montarlas en el Seagull, se prevé que BYD utilice baterías de sodio también en el BYD Qin EV y el BYD Dolphin, dos modelos de mayor tamaño aunque por debajo de los 30.000 euros en su país de origen.

Conversaciones: