Híbridos y Eléctricos

500 MILLONES DE DÓLARES

Byton buscará financiación para la producción del SUV eléctrico M-Byte

La startup china requiere 500 millones de dólares –unos 437 millones de euros– para el lanzamiento del M-Byte, el SUV eléctrico que llegará este año, y para ampliar el presupuesto con el que cuentan los proyectos de I+D. 

Byton requiere 500 millones de dólares para financiar la producción de su próximo SUV eléctrico, el M-Byte.
Byton requiere 500 millones de dólares para financiar la producción de su próximo SUV eléctrico, el M-Byte.

Byton quiere recaudar al menos 500 millones de dólares (unos 437 millones de euros) para financiar el M-Byte, el próximo SUV eléctrico que comenzará a comercializarse desde este año. Según fuentes consultadas por Reuters, el valor de la compañía ascendería a más de 4.000 millones de dólares –alrededor de 3.500 millones de euros– si se consigue completar la operación. 

Byton está financiado por el Gobierno chino, pero necesitaría más capital para fundamentar no solo la producción del M-Byte, sino también destinar una partida más amplia a los proyectos de I+D. El inicio de la construcción de la Gigafactoría 3 de Tesla, que se ubicará en Shanghái, ha propiciado que algunas compañías empiecen a temer a la firma californiana, que comenzaría a fabricar sus coches eléctricos en China dentro de aproximadamente dos años. 

En este sentido, la maniobra de Byton no es nueva. Uno de sus fundadores, Carsten Breitfeld, ya anunció el pasado octubre que la compañía podría lanzar una oferta pública de venta para financiar la expansión, e incluso dejó entrever que buscarían otros inversores a través de una nueva ronda de recaudación. Finalmente, y ante la presión que ha añadido Tesla a los competidores asiáticos, parece que esa financiación se ha estipulado en un montante de 500 millones de dólares. 

Byton ya está respaldado por uno de los gigantes de la venta minorista en China, la firma Suning, por el fabricante FAW Group y por el proveedor de baterías Contemporary Amperex Technology. Sin embargo, todas estas compañías son chinas, por lo que el principal objetivo de la firma sería la de atraer inversores extranjeros. 

Las ventas de vehículos de nueva energía crecieron un 37,6% en China el pasado noviembre, y aumentaron un 68% respecto a 2017 en el balance completo del ejercicio, contabilizando más de un millón de vehículos eléctricos circulando por las carreteras del país. Con un 2019 en el que se espera un crecimiento aún mayor, Byton lanzará su próximo SUV eléctrico, M-Byte, a lo largo del año, por lo que necesitará una partida presupuestaria extra para poder garantizar el alto ritmo productivo que indican sus propias estimaciones. 

Conversaciones: