UNA OPI FINANCIARÍA LA OPERACIÓN

CATL planea abrir una nueva fábrica de baterías para coches eléctricos en Alemania

CATL tiene planeado expandir la fabricación de baterías para coches eléctricos hacia Europa con la construcción de una nueva planta en Alemania.

CATL planea construir una fábrica de baterías para coches eléctricos en Alemania.
CATL planea construir una fábrica de baterías para coches eléctricos en Alemania.

La compañía china Contemporary Amperex Technology, uno de los mayores fabricantes de baterías de iones de litio a escala mundial, estaría a punto de tomar la decisión de construir una fábrica de baterías en Alemania. CATL tiene planes, según la información publicada por AutoNews, de expandir su negocio hacia Europa con el fin de suministrar con sus baterías a las fábricas de automóviles del Viejo Continente, que están en plena transición hacia el coche eléctrico.

El mayor fabricante de China de celdas de baterías para coches eléctricos está considerando el estado de Turingia, en el cento dl país, para ubicar la nueva planta. Según los informadores, que prefirieron conservar el anonimato, CATL también está sopesando otras posibles ubicaciones, entre las que están Polonia y otro país europeo.

CATL planea vender el 10 por ciento de sus acciones a través de una oferta pública inicial (OPI) para financiar la expansión internacional de su producción. China se ha convertido en el principal mercado mundial de automóviles eléctricos gracias a políticas que favorecen este tipo de vehículos por delante de los que tienen motores a gasolina o diésel. Ello ha favorecido que el gigante CATL emerja como uno de los productores más importantes de baterías, con dos de sus fábricas entre las diez mayores plantas productivas de almacenamiento energético del mundo.

CATL también se beneficia de una política gubernamental agresiva para adquirir los minerales necesarios para los fabricantes de baterías. China se ha asegurado el suministro de materiales clave como el litio y el níquel, y se estima que sus compañías mineras son responsables del 62% del suministro mundial de cobalto, dijo en enero el Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero, con sede en Cleveland.

El fabricante chino invirtió 670 millones de yuanes (85,4 millones de euros) en investigación durante la primera mitad del año pasado, lo que representa el 11% de sus ingresos, mientras que su personal de investigación y desarrollo comprende una quinta parte de los más de 18.000 empleados de CATL. La compañía planea usar 4.200 millones de yuanes (536 millones de euros) de la oferta pública inicial para desarrollar baterías de próxima generación.

Conversaciones: