Híbridos y Eléctricos

DECLARACIONES DE LUCA DE MEO

Alpine revela sus planes de futuro y vienen cargados de coches eléctricos

La filial deportiva de Renault buscará hacerse un hueco destacado en el mercado de eléctricos. La cúpula de la marca aspira a poder vender alrededor de 150.000 coches eléctricos en 2030.

alpine-3-nuevos-modelos-1625056173
Luca de Meo ha detallado los futuros modelos eléctricos que llegarán a Alpine: un utilitario, un deportivo y tres crossover.

Alpine ha establecido un nuevo objetivo de crecimiento e ingresos para los próximos años. La compañía francesa buscará aumentar sus beneficios de forma notable conforme avance esta misma década, esperando alcanzar cifras cercanas a los 150.000 matriculaciones de coches eléctricos para el año 2030.

A día de hoy, Alpine posee un único modelo en su gama, el deportivo A110. En los primeros 10 meses del pasado 2022, la marca vendió un total de 2.518 unidades en Europa. Lo cual supone la misma cifra de ventas totales para la compañía, puesto que no tienen más vehículos en nómina. Sin embargo, esto podría cambiar notablemente en los próximos años y desde la cúpula del Grupo Renault ya han movido ficha.

El primer gran movimiento en favor del relanzamiento de Alpine fue cambiar el nombre del equipo de Fórmula 1, de Renault a Alpine. Esto, según apunta el propio CEO del Grupo Renault, Luca de Meo, ha repercutido en un enorme interés por la compañía para aquellos a los que, hasta entonces, les era totalmente desconocida. Las cifras de visualizaciones de este deporte son enormes, pues en la temporada de 2021 se registraron 1.550 millones de televidentes. No obstante, el propio CEO ha asumido públicamente que, por mucho interés que genere la compañía, si no hay una gama que vender, poco se puede hacer.

Por ello ya han puesto en marcha su segundo plan y no es otro que completar una gama de coches eléctricos bajo el emblema de la marca deportiva. Estos tendrán una concepción más prestacional que sus primos de Renault.

Alpine-future-Garage
Hasta ahora se conocía que la gama estaría formada por tres coches. El CEO ha adelantado que posteriormente llegarán otros dos o tres modelos adicionales.

Buen ejemplo de ello será el primer vehículo que llegará a la nueva era. Será el Alpine 5, una puesta a punto deportiva del utilitario eléctrico que lanzará Renault en los próximos meses. El pequeño hot hatch del segmento B llegará al mercado europeo en el año 2024 sobre la plataforma CMF-BEV para coches eléctricos y con una potencia de alrededor de 200 CV.

Un año más tarde, en 2025, se unirá a la gama el esperado crossover del segmento C, el conocido como Alpine GT X-Over, del que ya hemos podido hablar en alguna ocasión. Tomará para sí la misma plataforma del actual Renault Megane eléctrico y elevará su potencia hasta los 400 CV.

Ya en el año 2026 se cumplirá el fin de ciclo para el Alpine A110, su único modelo en venta actualmente, que será sustituido por una versión 100% eléctrica del mismo. Estará desarrollado de forma conjunta con la marca Lotus, que también está revolucionando su historia lanzando carrocerías de todo tipo sobre mecánicas eléctricas.

Continuando con la hoja de ruta de Alpine, en el año 2027 llegará un crossover del segmento D y en el 2028 un nuevo todocamino del segmento E. De estos, por el momento, se desconocen casi la totalidad de detalles, aunque en los próximos años, la marca deberá dar más pistas al respecto.

2022-a110-e-ternite-a-100-electric-prototype-at-the-cutting-edge-of-alpine-innovation-1-1658474741
Alpine renovará su joya de la corona (el A110) en el 2026 por una nueva generación totalmente eléctrica.

El propio Luca de Meo ha afirmado en una reciente entrevista con el medio Automotive News Europe que la gama de la marca estará formada por “cinco o seis vehículos eléctricos”, por lo que aún quedaría uno más por hacer acto de aparición. Todos los rumores apuntan a que este podría tratarse de una berlina eléctrica o un nuevo deportivo eléctrico, aunque por el momento no existen datos al respecto.

Adicionalmente, el CEO del Grupo Renault, ha avisado que la expansión de Alpine para pasar de ser un constructor de nicho a una marca global llevará alrededor de 20 años, ya que se necesitan dos o tres generaciones de modelos. El objetivo principal es “cosechar ventas de seis cifras” y aumentar los ingresos en un promedio anual del 40% del 2023 al 2030. Además, próximamente esperan dar el salto a otros mercados, como el estadounidense o el chino.

Luca de Meo sabe bien lo que es crear de cero nuevas marcas de ámbito deportivo que hasta entonces se limitaban a ser meras preparaciones o versiones prestacionales de modelos ya existentes. Buen ejemplo de ello es lo que ya hizo en el 2007 con FIAT y Abarth, pero también hizo lo propio en el 2018 entre SEAT y Cupra. Estos movimientos, con el paso de los años, se han vislumbrado del todo acertados. Es posible que Alpine sea un nuevo caso similar a los anteriormente mencionados.

Conversaciones: