Híbridos y Eléctricos

BENEFICIOS DEL COCHE ELÉCTRICO

Conducir un coche eléctrico cuesta menos de la mitad que usar uno a gasolina

Un estudio de la Universidad de Michigan determinó que el coste total de propiedad de un vehículo eléctrico es menor que un coche de gasolina.

Conducir un coche eléctrico cuesta menos de la mitad que usar uno a gasolina.
Conducir un coche eléctrico cuesta menos de la mitad que usar uno a gasolina.

Contrariamente a lo que muchos piensan, es mucho más económico conducir un vehículo eléctrico que uno de gasolina. El coste promedio para conducir un vehículo eléctrico en Estados Unidos es de 485 dólares por año, mientras que el promedio para un coche de combustión interna es de 1.117 dólares, según el estudio de Michael Sivak y Brandon Schoettle del Instituto de Investigación del Transporte de la Universidad de Michigan.

Eso quiere decir que conducir un vehículo eléctrico cuesta menos de la mitad que usar un vehículo de gasolina, según el estudio sobre los costes de combustible, que reproduce Forbes. En EEUU, los costes pueden variar mucho de un estado a otro, sin embargo, el estudio advierte que en ningún estado es más barato abastecerse de gasolina, en comparación con cargar un automóvil eléctrico. En algunos estados las diferencias son más notorias. En Washington, por ejemplo, un usuario gastaría en gasolina un promedio 1.338 dólares (1.075 euros) al año, en comparación con 372 dólares (300 euros) para cargar un coche eléctrico.

El mantenimiento también es más económico para un coche eléctrico, debido a que tienen menos piezas, no hay sistema de escape, menos necesidad de refrigeración, no es necesario cambiar el aceite, los filtros, las bujías, etc. “Los automóviles eléctricos son mucho mejores que los coches de combustión interna. Son increíblemente divertidos de manejar, rápidos, silenciosos y no emiten dióxido de carbono", dijo James Anderson, científico de Harvard.

Otro estudio, mismo resultado

La revista Applied Energy también comprobó que los vehículos eléctricos son más económicos, al evaluar el coste total de propiedad (TCO, por sus siglas en inglés) de los vehículos convencionales, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos en el Reino Unido, California, Texas y Japón para el periodo 1997-2015. El estudio comparó el TCO del Toyota Prius, el Prius Plug-in Hybrid y el Nissan Leaf con el Toyota Corolla en Japón, California y Texas, y con el Ford Focus en el Reino Unido.

El estudio calculó el TCO utilizando un kilometraje anual promedio para cada región y un coste de mantenimiento anual promedio. "Se descubrió que los costes son más baratos para los vehículos eléctricos debido a un menor desgaste de los frenos y menos componentes", escriben los autores del estudio. En 2015, los vehículos eléctricos en las cuatro regiones tuvieron un TCO más bajo que los vehículos de gasolina o diésel. De los tres tipos de vehículos electrificados, el eléctrico puro es el que registró un coste de propiedad más bajo, debido los incentivos de los gobiernos para su adquisición.

A medida que siga bajando el precio de la batería, los coches eléctricos se convertirán en una mejor opción. Bloomberg New Energy Finance estima que las baterías de coches eléctricos tuvieron un coste promedio de 273 dólares (220 euros) por kWh en 2016, en comparación con 1.000 dólares (805 euros) por kWh en 2010. Muchos expertos han predicho que en los próximos años se alcanzará el coste de 100 dólares (80 euros) por kWh, lo que disminuirá el precio de los vehículos eléctricos.

Conversaciones: