Híbridos y Eléctricos

THE BORING COMPANY

Elon Musk desvela su prototipo de túnel y lo estrena con un Tesla adaptado

El empresario presentó a través de la firma The Boring Company un segmento de túnel de unos dos kilómetros por el que pueden circular peatones y vehículos a través de plataformas electrificadas.

Elon Musk ha presentado a través de The Boring Company un prototipo de túnel para agilizar el tráfico de Los Ángeles.
Elon Musk ha presentado a través de The Boring Company un prototipo de túnel para agilizar el tráfico de Los Ángeles.

En diciembre de 2016, Elon Musk publicó en su cuenta de Twitter que el tráfico de Los Ángeles, en EEUU, le estaba “volviendo loco”. El CEO del fabricante de vehículos eléctricos Tesla prometió entonces que construiría una máquina de tunelar para solucionar su problema. Dos años más tarde, en la noche del martes, el magnate desveló su primer prototipo de túnel para agilizar la transitada circulación de la segunda ciudad más poblada de EEUU.

A través de su compañía The Boring Company, Musk ha diseñado un túnel cilíndrico de 3,7 metros de diámetro y 1,14 millas –unos dos kilómetros– de longitud en el municipio de Hawthorne, donde se encuentra la sede de la firma. Este segmento es el paso previo a la verdadera idea del empresario, que pasa por construir una red de túneles conectados entre sí.

El túnel tendrá accesos desde la superficie de la calle a través de ascensores. Una vez dentro, tanto los peatones como los vehículos podrán trasladarse usando plataformas que se mueven por unas vías electrificadas. Como alternativa para los conductores, los vehículos podrán equiparse con ruedas retráctiles que les permitirá viajar de forma autónoma por el circuito a una velocidad máxima de 150 millas por hora (unos 240 km/h). De hecho, el dueño de Tesla acudió al evento en uno de sus coches eléctricos equipado con esa tecnología para la presentación.

The Boring Company publicó hace unos meses un vídeo de apenas 30 segundos en el que se realizaba la primera prueba con un Model X. De hecho, la compañía lleva meses aumentando la expectación en torno al túnel, llegando a prometer incluso viajes gratuitos para los asistentes que finalmente no se realizaron.

Musk explicó en la presentación que el coste total del segmento es de 10 millones de dólares, unos 8,7 millones de euros. El empresario sudafricano se jactó también de que un túnel de una milla desarrollado con métodos de ingeniería “tradicional” podría costar hasta 1.000 millones de dólares (algo más de 877.000 millones de euros) y tardaría entre tres y seis meses en fabricarse. Sin embargo, no desveló cuanto tiempo ha llevado la construcción del bautizado como túnel Hawthorne.

El dueño de Tesla también presumió de sus innovaciones para reducir los costes, entre las que se incluyen máquinas de perforación de mayor potencia o la mayor rapidez para eliminar los restos de la obra. El segmento presentado es el primero de una red de túneles que debería, tal y como se representó en una presentación anterior, utilizar un sistema de plataformas en lugar de vehículos eléctricos de Tesla adaptados.

Conversaciones: