Híbridos y Eléctricos

MÁS MEDIDAS DE SEGURIDAD

Error humano: los detalles del accidente de Toyota en Tokio. El e-Palette vuelve circular

Más medidas de seguridad tanto dentro como fuera de los vehículos eléctricos y autónomos e-Palette permitirán a Toyota continuar prestando el servicio de transporte de atletas en los Juegos Paralímpicos de Tokio

flota e-Palette de Toyota Juegos Paralímpicos Tokio 2020
La flota de e-Palette de Toyota en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 está compuesta por 20 unidades.

Toyota ha reanudado las operaciones de sus vehículos eléctricos y autónomos e-Palette en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Si hace unos días parecía que el incidente causado por uno de ellos supondría su retirada definitiva, finalmente la compañía y el Comité Paralímpico han acordado aumentar la seguridad fuera y dentro de los vehículos para que estos puedan continuar con su labor de transporte de los atletas.

Para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, Toyota, uno de los patrocinadores más importantes del evento, ha desarrollado una serie de vehículos con los que se cubren los servicios de transporte de los atletas por la Villa Olímpica. Uno de ellos son las cápsulas e-Palette, una cabina eléctrica con nivel 4 de conducción autónoma. La semana pasada una de ellas se vio envuelta en un incidente, afortunadamente sin consecuencias graves, pero que supuso la decisión de retirar toda la flota completa de los Juegos Paralímpicos. Mientras circulaba a una velocidad de entre 1 y 2 kilómetros por hora, el vehículo impactó con un judoca invidente, Aramitsu Kitazono, que cruzaba por un paso de peatones.

En condiciones normales de funcionamiento, el vehículo autónomo se detiene automáticamente cuando sus sensores detectan que un peatón ingresa en una intersección. A continuación, los dos operadores de seguridad que se encuentran a bordo reanudan manualmente la marcha cuando confirman que es seguro continuar. Sin embargo, en este caso, tanto el e-Palette como los dos operadores activaron los frenos demasiado tarde y Kitazono fue golpeado por el vehículo de tal manera que sus lesiones le provocaron contusiones que le impidieron competir. Según informan los medios locales, el operador, al desconocer la discapacidad visual de Kitazono, pensó erróneamente que este se daría cuenta de que el vehículo se acercaba y dejaría de caminar.

Toyota y el Comité Paralímpico tomaron la decisión de retirar las 20 unidades del e-Palette que estaban en circulación para estudiar el incidente y tomar la decisión más apropiada. A pesar de que en ese momento, las probabilidades de que volvieran a operar eran muy escasas y después de varios días sin operaciones, Toyota ha reanudado el servicio implementando medidas de seguridad adicionales tanto en el interior como en el exterior de sus vehículos.

FOTO-Cuerpo-2

El e-Palette de Toyota realiza los servicios de transporte de los atletas por la Villa Olímpica.

El sonido exterior que advierte de la proximidad de cada e-Palette será más fuerte. Todos los operadores de e-Palette recibirán un entrenamiento adicional que cubrirá una gama más amplia de escenarios potenciales, que incluyen el que provocó este incidente y otros semejantes.

Además, los operadores serán ahora los encargados de realizar todos los arranques y las paradas de manera manual. Para garantizar todavía más la seguridad de los peatones, la organización de los Juegos Paralímpicos dispondrá de un mayor número de agentes de tráfico humanos dedicados a vigilar las intersecciones, pasando de los seis que realizaban anteriormente esta labor a más de 20. Entre sus tareas estarán la de dirigir específicamente los vehículos y controlar la seguridad de los peatones. Toyota continuará trabajando para refinar y mejorar su tecnología de conducción autónoma durante los Juegos Paralímpicos.

Toyota duda de la conducción autónoma

A pesar de que Toyota ha desarrollado específicamente estos vehículos para realizar su labor de manera autónoma durante estos Juegos Olímpicos, su presidente Akio Toyoda afirmó que "los vehículos autónomos aún no son realistas para las carreteras normales". Si bien la investigación ha mostrado que parte del incidente fue causado por un error humano, durante las disculpas ofrecidas por la compañía a través de Youtube, Toyoda mostró el mismo escepticismo sobre la conducción autónoma que el fabricante ya mantenía con anterioridad.

Conversaciones: