Híbridos y Eléctricos

LABORATORIO DE PRUEBAS

Este extraño avión eléctrico es un Yak-40 ruso con una hélice propulsada por un motor de supercondensadores

El Yak-40 realizó su primer vuelo de demostración durante el salón aéreo MAKS 2021 en el que el, según ha confirmado la Fundación para la Investigación Avanzada de Rusia “el avión encendió el sistema de propulsión eléctrica”.

Yak-40 ruso avion electrico
El primer avión eléctrico ruso es un laboratorio de pruebas montado sobre un Yak-40, que presenta en su nariz una hélice accionada por un motor eléctrico que emplea superconductores y enfriamiento criogénico.

Rusia ha realizado su primer vuelo de pruebas con un avión eléctrico que ha sido implementado como un laboratorio de pruebas en un antiguo Yak-40. La transformación del avión original ha dado lugar a una aeronave híbrida dotada de una turbina de gas y un motor eléctrico con tecnología de superconductores, que realizó su primer vuelo de demostración sobre el cielo del salón aéreo MAKS 2021 celebrado en Zhukovski, en la provincia de Moscú.

La primera tentativa rusa en el sector de los aviones eléctricos no es una nave de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL), que copan la mayoría de las propuestas actuales, destinadas a vuelos cortos en el interior de las ciudades o entre dos localidades próximas. En este caso se trata de un avión-laboratorio implementado a bordo de un Yakovlev Yak-40, que en origen es un trirreactor de ala recta que sirvió como base para el desarrollo del Yak-42.

El motor eléctrico cuenta en su interior con “tecnología de superconductores”, aunque por ahora, no se han comunicado más detalles sobre ella. Ha sido creado por la empresa tecnológica rusa SuperOX y un equipo de especialistas del Instituto Central Baránov de Desarrollo de Motores de Aviación y de la Universidad Técnica de Aviación de la ciudad de Ufá. Es capaz de desarrollar una potencia de 500 kW (679 CV) y forma parte de un sistema híbrido, al que se une una turbina de gas convencional, y que se complementan con los dos turborreactores originales que utilizaba la aeronave soviética. El sistema también incluye unas baterías, un motor turbohélice y un generador eléctrico.

El avión monta en su nariz una hélice propulsada por el motor eléctrico incorporado en el sistema híbrido. En él, los especialistas han implementado tecnología de alta superconductividad y enfriamiento criogénico, lo que permite que el propulsor sea entre un 5 y un 20 por ciento más económico.

Según confirmó la oficina de prensa de la Fundación para la Investigación Avanzada, el Yak-40, equipado con este sistema de propulsión híbrido realizó su primer vuelo de demostración en el salón aéreo MAKS-2021 el pasado sábado 24 de julio. El comunicado indica textualmente que “durante el vuelo, el avión encendió el sistema de propulsión eléctrica".

Conversaciones: