Híbridos y Eléctricos

RESULTADOS ECONÓMICOS

¿Es Faraday Future definitivamente un fiasco? Solo 401 pedidos anticipados del FF91 en 5 años

En los cinco años que Faraday Future lleva en el sector del automóvil, su primer coche eléctrico, el FF91, tan solo ha recibido 401 pedidos anticipados reales, muy lejos de los 14.000 declarados por el fabricante, que tuvo que reconocer su mentira.

Faraday Future ff91 coche electrico  401 reservas-portada
El FF91 tan solo ha recibido 401 pedidos en firme desde su presentación hace cinco años.

En febrero de este año, lo que parecía que no iba a ocurrir nunca, finalmente ocurrió. La primera unidad del Faraday Future FF91 salía de la línea de montaje. No se trata de una unidad para la venta, sino una de las primeras que se utilizarán para pruebas. Desde 2017, cuando fue presentado este coche eléctrico, han pasado cinco años de noticias contradictorias sobre una empresa que tiene evidentemente muchos problemas económicos. Tras lo que parece una buena noticia llega otra que nubla el futuro: de las 14.000 reservas declaradas por la empresa, realmente solo son ciertas 401, el resto, como ya había reconocido la empresa, eran falsas.

El prometedor futuro del coche eléctrico hace que constantemente surjan nuevos fabricantes con productos con un desarrollo todavía muy precario que buscan inversores para hacer realidad un proyecto que puede ser real o solamente humo. Entre ellos, Faraday Future es uno de los más controvertidos. La empresa comenzó a tener dificultades económicas a raíz de una disputa con una de sus principales fuentes de financiación, Evergrande Health. Eso obligó a la startup californiana fundada por el controvertido multimillonario chino Jia Yueting a frenar los planes de producción del FF91, su primer coche eléctrico. Los continuos problemas con la financiación acabaron con su dimisión hasta que la startup se declaró en bancarrota en octubre de 2019.

Tras ser rescatada una primera vez, se puso al frente de ella Carston Breitfeld, un ingeniero alemán, exejecutivo de BMW. Su intención era que su fábrica de Hanford en California produjera, a partir de septiembre de 2020, 10.000 unidades del FF91 cada año. Su salida a bolsa en julio de 2021 permitió que recaudase un millón de dólares con los que poner por fin en marcha el FF91.

En este escenario, algunos analistas le acusaron de haber falsificado los números de sus pedidos para lograr que los inversores se fijen más en él. Faraday Future reconoció finalmente su engaño admitiendo que tan solo unos cientos de las reservas se hicieron efectivas, mientras que el resto, hasta las 14.000 tan solo eran indicios de interés, que no se consolidaran en un capital real.

A efectos de sus inversores, esos 14.000 clientes habían dejado cada uno un depósito de 1.500 dólares por la versión Futurist del FF91 o 5.000 dólares por la versión Futurist Alliance Edition. Unos anticipos, que si bien eran completamente reembolsables, se utilizaron para animar a los inversores a confiar en la empresa. La realidad no era que fuesen reembolsables, sino que realmente no existían.

En los resultados financieros del primer trimestre de 2022 anunciados por la empresa destaca una cifra en particular, y no es precisamente muy favorecedora. En realidad, tan solo 401 de esas reservas eran reales. Solo una pequeña cantidad de futuros clientes había desembolsado dinero contante y sonante por el FF91.

faraday-future-ff91_portada
El primero de los prototipos de prueba del FF91 sale de la línea de montaje de Faraday Future.

Obviamente, tras cinco años, esta cantidad es totalmente ridícula, teniendo en cuenta que no se trata de pedidos en firme. Esta cantidad explica los enormes problemas que esta empresa ha venido teniendo durante estos cinco años. A modo de comparación, Lucid Motors cuenta con aproximadamente 30.000 reservas del Lucid Air, mientras que Rivian tiene alrededor de 90.000 pedidos anticipados para el R1S y R1T.

Han pasado cinco años desde que Faraday Future presentó el FF 91, y la producción aún no ha comenzado, salvo la de los prototipos de prueba. Aún así, el informe del primer trimestre de 2022 de la compañía mantiene el cronograma de inicio de producción anterior que fijaba el tercer trimestre de 2022 como fecha límite. Queda por ver si eso sucederá.

Además, En febrero, Faraday anunció que había firmado un contrato con la empresa Myoung Shin de Corea del Sur para la fabricación de su segundo vehículo eléctrico, el FF 81. El inicio de la producción está previsto para 2024. El CEO de Faraday Future señaló que la compañía obtuvo la licencia de distribuidor del estado de California en el primer trimestre de 2022, lo que le permitirá vender su producto on-line a nivel nacional.

Resultados financieros de Faraday Future

En cuanto a los resultados financieros del primer trimestre de 2022, Faraday Future informa de una pérdida operativa de aproximadamente 149 millones de dólares, en comparación con los 19 millones de dólares que perdió en el primer trimestre de 2021. La compañía explica que es debido a los servicios de ingeniería, diseño y pruebas del FF91, lo que ha supuesto un aumento significativo en la plantilla y los gastos relacionados con los empleados. Como resultado, la pérdida neta del primer trimestre de 2022 también aumentó a aproximadamente 153 millones de dólares frente a los 76 millones del primer trimestre de 2021)

Los activos totales de Faraday Future al 31 de marzo de 2022 eran de aproximadamente 706 millones de dólares, incluidos 276 millones en efectivo. A su vez, el pasivo es de 271 millones de dólares.

Conversaciones: