Híbridos y Eléctricos

5.000 UNIDADES

Fisker enviará 5.000 invitaciones para hacerse con el Ocean One de edición limitada

La firma norteamericana ha comenzado a enviar las invitaciones a sus clientes para hacerse con una unidad del limitado Fisker Ocean One, del cual solo se fabricarán 5.000 unidades.

Fisker comienza a seleccionar a clientes para adquirir el Ocean One
Fisker comienza a seleccionar a clientes para adquirir el Ocean One

Fisker cuenta con más de 50.000 reservas para su nuevo SUV eléctrico, el Fisker Ocean. De esa generosa cifra de interesados, tan solo 5.000 podrán ir un paso más allá y hacerse con la variante más deseada de todas, el Ocean One. Esta versión estará limitada a solo 5.000 unidades numeradas que podrán ser adquiridas por los primeros clientes que cerraron una reserva del coche eléctrico

El propio Henrik Fisker confirmó este movimiento. En los próximos días o semanas, quienes hicieron por primera vez el desembolso de los 250 dólares de la reserva del modelo, podrán recibir un correo electrónico por el que se les invita a hacerse con una de las limitadas unidades del Fisker Ocean One. 

Según pudo informar el CEO de la compañía, el proceso de envío de invitaciones ya ha comenzado, aunque quieren tomárselo con calma debido a que esperan algunos días desde el envío del propio correo electrónico para ver si la persona responde afirmativa o negativamente a tal comunicado. En caso afirmativo, la reserva ya efectuada del Ocean pasará a ser para un Ocean One; si, por el contrario, responde negativamente a esta proposición o, directamente, no responde en un plazo de varios días, la compañía procede a cancelar la propuesta para ese cliente concreto y pasa al siguiente de la lista. 

Aunque un cliente rechace hacerse con una de las unidades del Ocean One, su reserva original seguirá contando igual que hasta ahora. Es decir, no se rechazará su petición de hacerse con un modelo, pero ya no podrá ser por este exclusivo acabado. 

Los interesados en hacerse con un Fisker Ocean One también deberán estar dispuestos a realizar un desembolso base de 68.999 dólares, sin incluir algunas tasas como la entrega del coche. Una vez se aproxime el esperado inicio de producción del modelo, los clientes que quieran hacerse con un One serán llamados para que personalicen y configuren el vehículo que finalmente adquirirán; por ello, desde Fisker estiman que prácticamente nadie comprará el Ocean One “de acceso” sino que todos escogerán algún tipo de extra que elevará el precio de la factura final. 

La combinación incial para el One será idéntica al de la imagen
La combinación inicial para el One será idéntica al de la imagen

El precio de adquisición del Fisker Ocean One será el mismo que para el Fisker Ocean Extreme, la variante más elevada de la gama general. No obstante, en el caso del modelo de edición limitada, traerá consigo varios componentes específicos, tanto interiores como exteriores. Estos dos acabados mencionados también compartirán arquitectura mecánica, pues ambos presentan una autonomía de 560 kilómetros

El One será un acabado que vendrá muy equipado, pues tendrá llantas de 22 pulgadas de tres radios, un color exterior propio (aunque este se podrá personalizar en favor de cualquier otro de la paleta de tonalidades), un habitáculo tapizado en el llamado MaliBlu fabricado con materiales reciclados, así como, por último, la famosa pantalla central de información y entretenimiento giratoria de 17,1 pulgadas

Como remate final, Fisker enumerará todas las unidades que tengan el acabado One con una placa insertada en el salpicadero. En la firma norteamericana usarán un número para cada modelo, rechazando así el método empleado por otras compañías para evitar la revalorización de unas unidades concretas (generalmente la primera, la última o algún número de interés). “Sabrás exactamente el número de tu SUV eléctrico”, afirmó el CEO. 

Desde Fisker no han aclarado si estas 5.000 unidades destinadas al acabado One saldrán de Estados Unidos, aunque si el proceso se inició en el país norteamericano, es de esperar que todas, o la mayoría de ellas, se concentren allí. La producción del Fisker Ocean se espera que dé inicio a partir del próximo mes de noviembre en las instalaciones de Magna Steyr en Austria. Allí esperan poder fabricar más de 40.000 unidades anuales una vez la maquinaria esté a pleno rendimiento. 

Conversaciones: