IONA VAN E IONA TRUCK

Las furgonetas eléctricas con supercondensadores de grafeno llegarán a Europa en 2019

Avevai ha presentado dos vehículos eléctricos comerciales bajo la denominación Iona, cuya principal innovación es un sistema de batería basado en supercondensadores de grafeno que aumentan la capacidad energética, la velocidad de carga y su vida útil.

La furgoneta Iona Van de Avevai utiliza baterías compuestas de supercondensadores de grafeno.
La furgoneta Iona Van de Avevai utiliza baterías compuestas de supercondensadores de grafeno.

La empresa Avevai, con sede en Singapur, ha mostrado en el Guangzhou Auto Show de China una nueva serie de vehículos eléctricos comerciales bajo la denominación Iona, basados en el uso de supercondensadores de grafeno desarrollados por la empresa e-Synergy. El mismo sistema se ha aplicado tanto al chasis de una furgoneta eléctrica como a un pequeño camión eléctrico, ambos desarrollados con la colaboración de Daimler, pero fabricados por la empresa china Foton Motors.

La empresa e-Synergy ha implementado sobre estos vehículos su sistema de gestión de energía basada en supercondensadores de grafeno. Su principal ventaja es su gran capacidad energética y la mayor velocidad de carga en comparación con las baterías electroquímicas habituales. Gracias a ella, la empresa anuncia una autonomía de 330 kilómetros para la furgoneta Iona Van y 300 kilómetros para el camión eléctrico Iona Truck.

Avevai y e-Synergy han establecido un acuerdo de cooperación a largo plazo que se sustenta sobre la patente del nuevo sistema de gestión de energía Graphene Energy Management System —GEMS, por sus siglas en inglés— que han desarrollado de forma conjunta. El sistema es escalable para ser implementado en cualquier vehículo eléctrico y han previsto su comercialización en China a partir de febrero de 2019. Unos meses más tarde, en mayo, llegará tanto a Estados unidos como a Europa.

Camión eléctrico Iona Truck

Camión eléctrico Iona Truck.

Según las especificaciones anunciadas, el GEMS, gracias al uso de supercondensadores, permite que los ciclos de carga y descarga se ejecuten en nanosegundos. Esta capacidad de absorber energía rápidamente posibilita la recuperación de hasta un 85% de la energía del sistema de frenado regenerativo. Según Avevai, el Iona Truck podrá recargarse en tan solo dos horas en una estación de carga que ofrezca una potencia de 22 kW, mientas que el Iona Van necesitará menos de cuatro horas. Con esta tecnología de batería y el algoritmo de control de carga y descarga inteligente de los ciclos de carga y descarga se logra incrementar la vida útil de la batería. Avevai garantiza su sistema durante 200.000 kilómetros o cinco años de vida.

Avevai diseñó la serie Iona en sus instalaciones de Singapur pero ha recurrido a la colaboración de Daimler para incorporar todos los componentes relacionados con la seguridad y el rendimiento con el objetivo de cumplir con los estándares internacionales. La empresa alemana ha aportado el sistema de frenos y el de control y dirección, además aportar se experiencia para el aislamiento y reducción de ruidos y vibraciones.

Por su parte, la empresa china Foton se hará cargo de la producción de los vehículos eléctricos de Avevai según las especificaciones de sus clientes. El cuerpo puede personalizarse para cumplir con los requisitos de cada uno de ellos. Podrán elegir entre dos versiones del chasis que se diferencian por la distancia entre ejes, corta o larga, y la carga útil que son capaces de transportar que puede llegar hasta los 2.500 kilogramos, con un volumen de carga de hasta 18 m3.

Conversaciones: