YA FABRICA VEHÍCULOS SIN CONDUCTOR

El Google chino revolucionará la movilidad con vehículos autónomos de nivel 4

El gigante tecnológico Baidu y su socio King Long han iniciado la producción masiva de vehículos autónomos sin conductor, empezando por un microbús con autonomía de nivel 4 llamado Apolong.

El Google chino revolucionará la movilidad con vehículos autónomos de nivel 4.
El Google chino revolucionará la movilidad con vehículos autónomos de nivel 4.

El gigante tecnológico Baidu, considerado por muchos “el Google chino”, ha iniciado la producción masiva de vehículos autónomos sin conductor. Baidu ha anunciado en los últimos días sendos acuerdos de colaboración, por un lado con el fabricante de autobuses chino King Long y por el otro con el constructor bávaro BMW, para llevar a las ciudades de China la conducción autónoma de nivel 4, aquella en la que no se necesita un conductor al volante.

Baidu asegura haber iniciado la producción en masa de su primer vehículo totalmente autónomo, un microbús de 8,3 metros de largo con capacidad para ocho pasajeros llamado Apolong. Fabricado en asociación con el fabricante de autobuses King Long, el Apolong número 100 salió el pasado miércoles de la planta que la empresa automotriz china tiene en Xiamen, una ciudad portuaria en la provincia de Fujian. El hito se retransmitió en directo durante la conferencia anual de inteligencia artificial de Baidu.

El microbús utiliza la última versión de la plataforma de conducción autónoma de Baidu, basada en código abierto y llamada Apolo. Según Baidu, esta cuenta con conducción autónoma de nivel 4, lo que permite que el vehículo pueda circular por sí mismo por autopistas y carreteras locales sin nadie al volante. Además de en China, el Apolong también se utilizará en Tokio como autobús para las rutas de cercanías, entre las estaciones nucleares locales y para el transporte de las comunidades de personas mayores.

Acuerdo con BMW

Por otro lado, el grupo BMW y Baidu han firmado un acuerdo por el que el consorcio automovilístico alemán se integra como miembro de la junta directiva de Apolo, la plataforma de conducción autónoma de la compañía China que reúne ya a 118 socios globales de la industria de la automoción y la tecnología. Según informó la multinacional alemana, BMW y Baidu trabajarán juntas para ofrecer experiencias de movilidad "seguras" e "inteligentes" para los consumidores en China.

"El grupo BMW y Baidu tienen una larga historia de trabajo conjunto en el avance de la tecnología de conducción autónoma. Esperamos que con esta cooperación más profunda se les brinde a los consumidores chinos experiencias de productos inteligentes y cómodas. Nuestro objetivo es acelerar el desarrollo de tecnologías de conducción autónoma el mercado chino", señaló Ya-Qin Zhang, presidente de Baidu.

bmw-baidu-apollo-autonomo

Por su parte, el responsable de Desarrollo del grupo BMW, Klaus Fröhlich, subrayó que, gracias a la unión entre ambas empresas, la conducción autónoma se convertirá en una realidad "muy pronto" para los clientes chinos. Fröhlich destacó que tanto BMW como Baidu se esfuerzan por establecer estándares tecnológicos en el entorno mundial para superar las "discrepancias regionales" actuales en cuanto a la velocidad de implementación de un marco regulatorio para la conducción autónoma.

El grupo automovilístico germano está desarrollando una plataforma de conducción autónoma con soluciones tecnológicas para los niveles 3 y 4/5 (conducción totalmente automatizada), así como para sistemas de asistencia a la conducción de nivel 2. BMW explicó que lleva a cabo dicha solución "escalable" junto con la tecnología y el apoyo de otros proveedores Original Equipment Manufactures (OEM) que aportan conocimientos, recursos y activos de propiedad intelectual.

Sobre Baidu y Apolo

Baidu, que tiene su sede en Beijing y está listado en el Nasdaq, es el motor de búsqueda de Internet más grande de China. En los últimos años, Baidu ha desplegado inteligencia artificial para desarrollar vehículos de conducción autónoma para fabricantes de automóviles y proveedores que operan en China a través de la plataforma Apolo.

Apolo es un paquete de software que permite a los fabricantes de automóviles usar todo el conjunto o determinadas características para equipar a los vehículos con conducción autónoma. Los fabricantes de automóviles también pueden integrar su propia tecnología en ella, como los sistemas de asistencia al conductor o la visión artificial que ya tengan desarrollada.

Conversaciones: