NUEVO ACCIONISTA MAYORITARIO

NEVS, la sucesora de Saab, recibe 2.000 millones para fabricar coches eléctricos

El grupo Evergrande, al que pertenece el fabricante de vehículos eléctricos de altas prestaciones Faraday Future, se ha hecho con el 51% del paquete de NEVS, la firma sueca que sucedió a SAAB en la producción de coches eléctricos. 

NEVS, la sucesora de SAAB, ha conseguido 2.000 millones de dólares para fabricar coches eléctricos.
NEVS, la sucesora de SAAB, ha conseguido 2.000 millones de dólares para fabricar coches eléctricos.

Evergrande Group es uno de los mayores conglomerados empresariales chinos que aglutina desde equipos de fútbol hasta proveedores de servicios financieros. En el mundo de la automoción se hizo mundialmente conocido por adquirir una gran participación de la startup Faraday Future, un fabricante de vehículos completamente eléctricos de altas prestaciones. El último movimiento de esta compañía, que tiene su sede en Silicon Valley (California) ha sido invertir más de 2.000 millones de dólares –1.750 millones de euros aproximadamente– en NEVS, la firma en la que se convirtió la sueca SAAB para producir vehículos eléctricos. 

SAAB, que entró en quiebra en 2012, fue reconvertida por el inversor chino Kai Johan Jiang, de Evergrande Group, que decidió bautizar a la nueva firma como NEVS. Con sede en Suecia, la compañía abrió el pasado año una fábrica destinada a la producción de coches eléctricos en Tianjin (China) y ha comenzado recientemente a construir otra cerca de la ciudad de Shanghái. En la primera, comenzó hace apenas un año la producción del primer coche eléctrico de NEVS, una variante del SAAB 9-3. 

El acuerdo convierte a Evergrande Health, la división del grupo chino que se ocupará de NEVS, en el accionista mayoritario de la startup tras hacerse con el 51% de sus títulos. El otro 49% será para Johan Jiang, que controlará las acciones a través de su holding NE. En la presentación de los detalles, se especificó que Evergrande pagará 930 millones de dólares por la participación y otros 1.100 millones de dólares en concepto de préstamo para el desarrollo de la firma durante los próximos tres años. 

Stefan Tilk, CEO de NEVS, comentó al respecto que la firma “obtendrá un propietario sólido y financiero que también está interesado en desarrollar nuestra visión sobre soluciones de transporte ecológicas para el futuro”. Desde su lanzamiento, los propietarios de NEVS han llegado a varios acuerdos principalmente con compañías chinas. El año pasado el fabricante firmó un acuerdo por 1.000 millones de dólares con China Volant Industry, dedicada a la fabricación de piezas, y otro con Panda New Energy, una compañía de carsharing que adquirió 20.000 unidades del sedán eléctrico 9-3. 

Conversaciones: