Híbridos y Eléctricos

ELECTRIFICACIÓN DE LA MARCA

Lamborghini anuncia un plan histórico y su primer coche eléctrico antes de 2030

Lamborghini ha anunciado hoy un plan de transformación histórico para la compañía: una estrategia de electrificación que dará luz al primer Lamborghini eléctrico antes de 2030, modelos híbridos desde 2023 y una inversión de 1.500 millones de euros en cuatro años.

lamborghini-aventador-svj_portada
Lamborghini anuncia un plan histórico y su primer coche eléctrico antes de 2030

Lamborghini ha anunciado esta mañana un plan de transformación histórico para la compañía italiana. Una estrategia de electrificación, enmarcada en la del Grupo Volkswagen (matriz de Lamborghini), que incluye una enorme inversión y en la cual se ha puesto fecha al primer coche híbrido de Lamborghini y también al primer Lamborghini totalmente eléctrico, que llegará esta misma década.

Si Ferruccio Lamborghini hubiera escuchado lo que se ha dicho hoy sobre la marca que fundó para competir contra Ferrari, probablemente hubiera querido desaparecer de nuevo. Pero los tiempos cambian, la necesidad de reducir las emisiones es imperiosa y, hoy por hoy, Lamborghini forma parte del Grupo Volkswagen, cuyas inversiones en electrificación están entre las mayores de la industria a nivel mundial.

Bajo el nombre 'Direzione Cor Tauri' (Hacia Cor Tauri), la hoja de ruta de Lamborghini para la descarbonización de sus futuros modelos ha fijado pasos muy concretos a seguir en los próximos años. El nombre 'Direzione Cor Tauri' es una referencia al logotipo elegido por el fundador de la compañía, Ferruccio Lamborghini, en 1963. Cor Tauri es la estrella más brillante de la constelación de Tauro y representa, según la marca, «el avance de Lamborghini hacia un futuro electrificado, pero siempre fiel al corazón y al alma de la marca del “toro” [de su logo]».

hoja-ruta-cor-tauri-lamborghini

Hoja de ruta 'Direzione Cor Tauri' de Lamborghini.

Esta hoja de ruta se compone de tres fases. El primero es un homenaje al motor de combustión en 2021-2022, una fase que se caracterizará por el desarrollo de motores de combustión, incluyendo versiones que rinden homenaje a la historia de la marca, con dos nuevas incorporaciones a la gama de modelos V12 este mismo año.

La segunda fase es la transición híbrida. En esta, Lamborghini presentará en 2023 su primer coche híbrido de producción en serie y para finales del año 2024 la gama al completo estará electrificada. El objetivo de la compañía para esta fase es reducir las emisiones de CO2 de sus vehículos en un 50 % para principios de 2025. Recordemos que el espectacular Lamborghini Sián inició el camino de la hibridación en la compañía, aunque es un modelo exclusivo de producción limitada.

Para llevar a cabo esta transición híbrida, Lamborghini realizará una inversión de más de 1.500 millones de euros en los cuatro próximos años, la mayor inversión en la historia de la marca. Lamborghini ha remarcado la importancia «crucial» de emplear materiales ligeros como la fibra de carbono para compensar el peso que conlleva la electrificación, ya que las prestaciones y la experiencia de conducción «seguirán siendo la prioridad» para ingenieros y técnicos a la hora de desarrollar los nuevos modelos.

Stephan Winkelmann-lamborghini-cor-tauri_2

Stephan Winkelmann, presidente y CEO de Automobili Lamborghini.

La tercera y última fase de la hoja de ruta pone fecha para el primer Lamborghini completamente eléctrico, que llegará en la segunda mitad de la década. A partir de 2025, el impulso tecnológico estará dirigido especialmente a los vehículos totalmente eléctricos, con el objetivo de introducir antes de 2023 un cuarto modelo en la gama, que será completamente eléctrico. Este modelo se sumará a los Huracán, Aventador y Urus actuales (o sus respectivos sustitutos), que para entonces estarán electrificados mediante hibridación.

Stephan Winkelmann, presidente y CEO de Automobili Lamborghini, ha asegurado que durante el proceso de electrificación de sus vehículos, Lamborghini se centrará en garantizar las máximas prestaciones y una dinámica de conducción que represente la tradición de la marca. Se ha referido al plan de electrificación de Lamborghini como «algo necesario en el contexto de un mundo que está cambiando radicalmente», que incluye no sólo la gama de producto sino la sede de Sant'Agata Bolognese, que cuenta con la certificación de neutralidad en CO2 desde 2015. «Nuestra respuesta es un plan con un enfoque 360º (...) y que nos lleva hacia un futuro más sostenible, sin por ello dejar de ser fieles a nuestro ADN».

Conversaciones: