Híbridos y Eléctricos

NEGOCIACIONES CON ARABIA SAUDÍ

Ironías del destino, Lucid fabricará coches eléctricos sobre pozos de petróleo

Lucid Motors está en negociaciones con Arabia Saudí para abrir una segunda fábrica en el país saudita. La marca quiere expandirse a otras regiones y aumentar su capacidad de producción con más modelos. El fondo soberano de inversión pública saudí, propietario de más del 50 % de Lucid, sería el principal inversor de la nueva fábrica.

Varias unidades del Lucid Air
Varias unidades del Lucid Air

A veces el destino es caprichoso. Tanto como para que un fabricante de coches eléctricos, en este caso Lucid Motors, pueda acabar fabricando sus coches sin emisiones locales en Arabia Saudí, una de las regiones del mundo más ricas en petróleo.

El fabricante estadounidense Lucid está en conversaciones con Arabia Saudí para construir una segunda fábrica de coches eléctricos en la ciudad de Yeda, a orillas del Mar Rojo, según ha podido saber Autonews citando fuentes próximas a las negociaciones. Yeda es la segunda ciudad más grande de Arabia Saudí y su puerto, de vital importancia comercial, es el más importante del país.

Lucid, con sede en California, busca expandir su negocio -a pesar de no haber fabricado aún coches en serie- con un emplazamiento en Oriente Medio que le sitúe relativamente a medio camino entre Europa y Asia. Por su parte, Arabia Saudí busca diversificar su economía, en la cual el petróleo ha jugado -y sigue jugando- un papel absolutamente fundamental. A fecha de junio de 2020, Arabia Saudí era el segundo mayor país productor de petróleo del mundo, con 11,8 millones de barriles al día, sólo por detrás de Estados Unidos.

Esto le ha permitido amasar ingentes cantidades de dinero, gracias a lo cual puede invertir en multitud de empresas y sectores en todo el mundo. Actualmente el fondo soberano de inversión pública saudí es uno de los diez mayores fondos de inversión del mundo.

No deja de ser paradójico que una marca de coches eléctricos vaya a fabricar sus vehículos en una tierra prolífica en pozos de petróleo. No obstante, tiene una explicación lógica. Y es que Arabia Saudí es propietaria de más de un 50 % de Lucid a través de su fondo soberano; ahora, proporcionará gran parte de la inversión necesaria para esta segunda fábrica. Aunque las negociaciones están muy avanzadas para establecer la fábrica en la Ciudad Económica del Rey Abdullah, todavía no hay nada confirmado. La ciudad de Neom es otra posibilidad que se baraja.

De momento, no obstante, Lucid cuenta con una fábrica en Arizona (Estados Unidos). Allí tienen previsto comenzar a fabricar el Lucid Air en la primavera de este año; a plena capacidad, esperan producir 400.000 coches eléctricos al año. Además del Air, cuyos precios oscilan entre 69.000 y 169.000 dólares según la versión, la compañía planea lanzar en el futuro una berlina más asequible y también un SUV.

Conversaciones: