Híbridos y Eléctricos

CÁPSULA DEL TIEMPO

Jay Leno publica un vídeo inédito de 2008 probando el Tesla Roadster original junto a Elon Musk

Elon Musk visitó el garaje de Jay Leno en 2008 para presentar su primer Tesla Roadster, pero las imágenes nunca habían salido a la luz hasta hoy. Musk habla de su coche, tras lo cual Leno lo prueba y queda gratamente impresionado por su aceleración y silencio de marcha.

Jay Leno publica un vídeo inédito de 2008 probando el Tesla Roadster original
Jay Leno publica un vídeo inédito de 2008 probando el Tesla Roadster original

El conocido presentador estadounidense es dueño de una ecléctica colección que incluye coches de todas las épocas, tipo y condición, modelos que nos suele enseñar en su canal de Jay Leno's Garage. En su garaje también hay cabida para invitados especiales, y en 2008 pasó por allí un tal Elon Musk que por entonces comenzaba su andadura en el terreno del coche eléctrico. Aquella visita no se llegó a publicar en su programa de televisión, pero Leno ha decidido mostrar ahora esas imágenes inéditas hasta ahora, hablando con Musk sobre el Tesla Roadster y probándolo por primera vez.

Jay Leno es uno de los más ávidos coleccionistas de coches del mundo, al menos entre los que no tienen reparos en dar a conocer su garaje. Aprecia todo tipo de innovaciones, y en su garaje hay desde motos con turbina de gas hasta coches con motor de avión, pasando por todo tipo de clásicos y superdeportivos modernos. Su pasión por el automovilismo incluye también a los coches eléctricos, a los que ha defendido en más de una ocasión, y en su colección disfruta de un Baker Electric de 1909 y un moderno Tesla Model S.

Una cápsula del tiempo inédita hasta ahora

Hace 12 años, allá por el 2008, Jay Leno vestía el mismo conjunto vaquero que en la actualidad, pero los escépticos del coche eléctrico eran más numerosos que ahora. Y Elon Musk, que por entonces ya había vendido PayPal por una suma multimillonaria y había fundado SpaceX, era visto por muchos como un excéntrico con aspiraciones tal vez demasiado optimistas.

En el vídeo publicado ahora, Musk le enseña a Leno el Tesla Roadster original, más concretamente la primera unidad de producción destinada a un cliente. Hablar de celdas de batería o tiempos de recarga sonaba entonces, cuanto menos, un tanto extraño. Por no hablar de la frenada con recuperación de energía, un invento raro gracias al cual -aseguraba Elon Musk mientras Leno escuchaba con atención- se usaban menos los frenos hidráulicos al tiempo que permitía recargar la batería.

Como de costumbre en su programa, Leno probó el coche y quedó fascinado por la aceleración y la entrega de par desde el primer instante. Hace doce años era algo menos habitual que ahora, igual que el hecho de circular sin ruido del motor. Leno destacaba, además, que el coche tenía un buen tacto de conducción.

Curiosamente, el Tesla Roadster del vídeo montaba una transmisión de 2 velocidades -con selector en la consola central incluido-, una característica que equiparon los primeros coches antes de que Tesla desarrollase un motor eléctrico con transmisión de una velocidad (lo más común hoy en día en los eléctricos, salvo alguna excepción).

El Tesla Roadster original era un Lotus Elise con extensas modificaciones

Aquel primer Tesla Roadster tenía un motor con 251 caballos de potencia y 370 Nm de par, y conseguía hacer el 0-100 km/h en poco más de 4 segundos. Su batería le permitía homologar 372 km de autonomía EPA, una cifra que todavía hoy se consideraría aceptable en un coche de este tipo.

El Roadster estaba construido tomando la base de un Lotus Elise, aunque era ligeramente más largo y la adición de las baterías le hacía un 30% más pesado que el coche original, marcando 1.300 kg en la báscula. Como consecuencia del aumento de peso, se llevaron a cabo modificaciones en la suspensión.

Y como han cambiado las cosas desde entonces... Doce años después, Tesla se ha convertido en el fabricante de coches eléctricos de referencia, el alumno aventajado de la clase, y su nuevo Tesla Roadster no será un Lotus Elise reconvertido a eléctrico, sino un deportivo desarrollado desde cero, probablemente con una potencia holgadamente superior al millar de caballos que le conferirá una aceleración espectacular. Y, quién sabe, si Tesla nos sorprenderá con un gran manejo en curvas.

Conversaciones: