DIFERENTES TECNOLOGÍAS EN FUNCIÓN DEL TAMAÑO

Linda Jackson, CEO de Citroën, lidera los planes de electrificación del Grupo PSA

El Grupo PSA no solo se centrará en el desarrollo de la tecnología de sus nuevos modelos electrificados, también se concentrará en la estrategia de ventas que incluye el precio y el cliente objetivo al que se dirige cada producto.

Linda Jackson, CEO de Citroën y responsable de nueva unidad de negocio de Vehículos de Bajas Emisiones del Grupo PSA.
Linda Jackson, CEO de Citroën y responsable de nueva unidad de negocio de Vehículos de Bajas Emisiones del Grupo PSA.

Linda Jackson fue nombrada CEO de Citroën en 2014 con el objetivo de aumentar las ventas globales de la marca hasta alcanzar un volumen de 1,6 millones de unidades en 2020. Este año, el Grupo PSA, al que pertenece la marca francesa, le ha encargado la responsabilidad de liderar la nueva unidad de negocio de Vehículos de Bajas Emisiones y la estrategia de electrificación conjunta de los tres fabricantes que conforman el grupo.

En una entrevista concedida a Automotive News Europe, Jackson expone los puntos clave de la estrategia de bajas emisiones que se basa en una combinación de tecnologías de propulsión que cumpla la normativa de reducción de emisiones de la Unión Europea para 2020 e, incluso, los objetivos, más exigentes, para 2030.

Estrategia de bajas emisiones

La estrategia seguida hasta ahora por el Grupo PSA se centraba en el producto, pero no en la forma de venderlo. Aspectos tan importantes como estudiar el perfil de los compradores de un vehículo electrificado, de baterías o híbrido enchufable y el precio límite al que venderlo para ser competitivo no se habían tenido en cuenta al detalle. También es importante la infraestructura de recarga, pues sin ella los coches eléctricos no se venderán. Otros aspectos importantes son la post venta, el mercado de segunda mano y el reciclaje de las baterías.

Jackson afirma que existen dos formas principales de crear demanda para una tecnología determinada: incentivos e infraestructura de recarga, y ninguna de ellas está en la mano de los fabricantes. El anuncio de la prohibición de la entrada a los vehículos diésel en algunas ciudades, favoreciendo a los eléctricos y a los híbridos enchufables, no es algo en lo que puedan influir. Lo mismo ocurre con la infraestructura de recarga, que depende en buena medida de las decisiones políticas.

El Citroën C5 Aircross tendrá una versión híbrida enchufable

El Citroën C5 Aircross tendrá una versión híbrida enchufable.

Por otro lado, la unidad de negocio de movilidad eléctrica del Grupo PSA debe ser económicamente rentable, pero este aspecto ha de ser compatible con que muchos de los proyectos que se están implementando obtendrán sus frutos a largo plazo.

La caída de las ventas del diésel

Linda Jackson también ofreció los datos sobre la caída de las ventas del diésel en Citroën. En promedio, en el mercado europeo, las ventas de la marca de vehículos movidos por esta tecnología continúan su descenso y ronda actualmente una cuota de mercado del 50%. Un ejemplo claro de esta tendencia es que el 70% de las unidades vendidas del nuevo C3 Aircross son de gasolina.

Donde todavía o se nota este descenso es en las flotas, en las que el coste de propiedad está todavía a favor del diésel. Pero este aspecto también cambiará pronto, haciendo que las ventas disminuyan todavía más. En consecuencia, el Grupo PSA no está invirtiendo en esta tecnología, aunque proporcionará motores diésel a los clientes que lo deseen.

Tecnologías de electrificación

En cuanto a la electrificación de los segmentos más altos de la gama, para lo que se empleará principalmente la tecnología híbrida enchufable sobre la plataforma e-EMP2, la diferencia de precio no será tan grande como puede parecer respecto a los motores de combustión. Para acceder al C5 Aircross híbrido enchufable, que solo se venderá con un alto nivel de equipamiento, es necesario pagar más de 15.000 euros más respecto a la versión de acceso de gasolina. Sin embargo, Jackson está convencida de que el 90% de las ventas de este modelo se corresponderán con las versiones más equipadas, lo que disminuye la diferencia de precio.

Plataforma e-EMP2 del Grupo PSA para híbridos enchufables

Plataforma e-EMP2 del Grupo PSA para híbridos enchufables.

En este aspecto es fundamental garantizar los incentivos gubernamentales para que, entre la reducción del precio, y los estímulos de las restricciones a la circulación a los vehículos de combustión, el comprador se decida finalmente por esta tecnología.

En el otro extremo, los modelos medianos y pequeños tendrán versiones completamente eléctricas, basadas todas ellas en la nueva plataforma e-CMP, excepto para los utilitarios más pequeños, como el Citroën C1, para los que se utiliza la plataforma B-Zero, compartida con Toyota. La estrategia de PSA en este aspecto es entender las necesidades de los clientes urbanos que buscan un vehículo eléctrico, de un tamaño determinado y para un uso muy definido.

plataforma modular PSA

Plataforma e-CMP del Grupo PSA.

La situación actual de Citroën

El objetivo de ventas de Citroën para 2020 es de 1,6 millones de unidades. El año pasado el fabricante francés entregó 1,1 millones de vehículos, una cifra que, según Jackson, se repetirá este año.

Para lograr un incremento del volumen de ventas es esencial el lanzamiento de los nuevos modelos SUV tan demandados por los clientes, un mercado al que Citroën llega tarde, según afirma Jackson. Este segmento está canibalizando el de los monovolúmenes, en el que Citroën ocupa el segundo puesto en las ventas europeas y en el que todavía mantiene un volumen sustancial. Muchos de esos clientes saltan al segmento de los SUV, y Citroën quiere responder a esta intención con la modularidad del C5 Aircross.

También es importante la recuperación del mercado chino, el segundo más grande del fabricante. Por último, el fabricante necesita fortalecerse en las regiones en las que las ventas no han cumplido con los objetivos.

Conversaciones: