Híbridos y Eléctricos

EN VÍSPERAS DEL ARRANQUE DE PRODUCCIÓN

El Microlino eléctrico está siendo un éxito: ya acumula más de 22.000 reservas en Europa

El pequeño Microlino eléctrico parece que está siendo todo un éxito, pues las reservas se encuentran en estos momentos superando los 20.000 registros, con la producción y entregas teniendo lugar este mismo año.

Microlino eléctrico.
Microlino eléctrico.

Uno de los lanzamientos comerciales más peculiares que tendrá lugar a lo largo este mismo año en el sector de los coches eléctricos es, sin duda, el del Microlino eléctrico. Un pequeño coche de dos plazas inspirado en el BMW Isetta que parece haber calado fuerte entre el público europeo.

En Híbridos y Eléctricos hemos sacado a la luz todas y cada una de las novedades del pequeño coche eléctrico suizo, siendo la última de ellas la comparación que la propia Micro Mobiloty Systems AG (la empresa autora del Microlino) llevó a cabo entre la anterior versión del Microlino y la 2.0, que es la que finalmente pisará las calles. En aquella ocasión, compararon el rendimiento en una carrera de aceleración, que si bien no aportada datos relevantes significativos sí que valió para demostrar a sus impacientes clientes que la espera estaba dando sus frutos.

Hoy, gracias a una entrevista publicada por el medio Electric Vehicle Web a Merlin Ouboter, director de marketing de Micro Mobiloty Systems AG, hemos sabido que no sólo el proyecto avanza según lo previsto, sino que está experimentando un aumento de interés por parte del mercado conforme se acerca el inicio de su producción.

Si los últimos datos revelados por la empresa suiza situaban la cifra de reserva por encima de las 10.000 unidades, ahora Merlin Ouboter indica que en estos momentos las reservas del Microlino han superado ya los 22.000 registros. Dado el contenido tamaño de este coche eléctrico y el carácter eminentemente urbano que ello conlleva del Microlino, se antoja todo un éxito, pues son factores que limitan enormemente su clientela.

Para contextualizar esta cifra podemos acudir, por ejemplo, al Skoda Enyaq, un coche eléctrico más convencional y mucho capaz en términos generales que el Microlino (aunque ambién mucho más caro). El modelo checo, sin embargo, no llega a igualar las reservas del Microlino, pues apenas supera las 20.000, que sigue siendo una demanda mayor que la planteada por Skoda en primera instancia.

Microlino-2-0

Electric Vehicle Web ha preguntado al director de marketing sobre en qué estado se encuentra el proyecto, a lo que Ouboter ha respondido que todo va conforme a lo previsto en cuanto a plazos, lo que significa que la producción dará comienzo en septiembre, y que las primeras entregas a clientes tendrán lugar antes de finales de este mismo año.

Destaca la empresa que disponen de una línea de producción propia en Turín (Italia) que es capaz de dar salida, según ellos, a más de 10.000 unidades al año. Este dato desacredita lo que apuntó anteriormente la compañía sobre que la producción del Microlino eléctrico tendría lugar en Alemania.

Aunque Merlin Ouboter apunta a que creen que aún hay mercado suficiente como para ampliar esa producción, lo cierto es que tal y como hemos visto con los últimos lanzamientos de coches eléctricos, existe un pico inicial de demanda que luego se estabiliza a la baja, y se debe mayormente a la expectación generada por el lanzamiento del coche eléctrico en cuestión.

El público español que pudiera estar interesado en la compra del Microlino eléctrico tendrá que esperar a que la firma amplíe su rango de actuación, pues en estos primeros compases sólo se comercializará en Suiza, y después se extenderá al los mercados de Francia, Italia y Alemania.

Interior del Microlino 2.0 eléctrico.

También ha comentado que barajan la posibilidad de comercializarlo en Estados Unidos, dado que allí también ha levantado gran interés e incluso se han hecho reservas, pero dadas las regulaciones del mercado americano en lo relativo a materia de seguridad, antes han de adaptar su pequeño coche eléctrico.

Estará disponible bajo dos opciones de batería, de 8 ó 14,4 kWh de capacidad, con la que logra autonomías de 125 ó 200 kilómetros respectivamente. El motor eléctrico que es alimentado por la batería es el mismo en ambos casos, con una potencia máxima de 11 kW  (14,75 CV) en conjunto con  una cifra de 100 Nm de par motor, lo que le vale para alcanzar los 90 kilómetros por hora de velocidad punta.

El director de marketing de la empresa ha dejado entrever la posibilidad de que el Microlino llegue a contar con una versión más simple y económica para llegar a más público, algo llamativo, pues a falta de confirmación de precios finales, la tarifa de compra se situará en torno a los 12.000 euros, según comentó la compañía previamente.

Conversaciones: