Híbridos y Eléctricos

QUEJAS DE LOS CLIENTES

NIO dejará comprar la batería a los clientes que no quieran el servicio de intercambio

NIO ofrecerá a sus clientes la posibilidad de comprar en propiedad la batería para su coche eléctrico en caso de no querer continuar con el servicio de intercambio.

NIO añade la opción de compra de baterías para clientes que no quieran continuar con el intercambio de las mismas.
NIO añade la opción de compra de baterías para clientes que no quieran continuar con el intercambio de las mismas.

NIO dará inicio al programa de venta de baterías para sus coches eléctricos a los propietarios que ya no quieran continuar disfrutando de su servicio de intercambio de baterías (BaaS). Hasta ahora, la compañía china ofrecía, en el momento de la compra del vehículo, la opción de que el modelo en cuestión incorporase una batería en propiedad o, de lo contrario, y por un precio más económico, entraran en el programa de suscripción por el que el disfrutar del intercambio de estos componentes en sus respectivas estaciones particulares

Muchos propietarios de algún modelo de NIO con suscripción de intercambio de baterías, han acentuado su nueva elección que pasa por renunciar a dicho servicio y llevar a cabo la compra de una batería en propiedad. Hasta ahora, desde la compañía china se negaban a llevar a cabo tal trámite, sin embargo, al parecer han sido varios los propietarios que han pedido que esta opción exista y es por ello por lo que desde NIO ahora la llevarán a cabo. 

Esta información fue publicada originalmente en el medio chino Future Auto Daily, quienes aseguran haber recibido una comunicación oficial de NIO en la que anuncian esta nueva opción de cambio. En el informe publicado, la compañía hace referencia a que el grupo de propietarios que pedía tal cambio era notablemente pequeño, pero que para satisfacer todas las posiciones, la firma habría llevado a cabo esta nueva propuesta. 

El precio de compra parte de unos 10.000 euros al cambio.
El precio de compra parte de unos 10.000 euros al cambio.

Esta misma fuente china ya ha situado el precio por el que estos propietarios podrían hacerse con una batería para su coche eléctrico en propiedad. La lista de precios partiría de los 70.000 yuanes (aproximadamente 10.000 euros al cambio) para la batería de menor capacidad, mientras que la de largo alcance presentaría un coste de 128.000 yuanes (unos 18.270 euros al cambio). A estos precios, adicionalmente hay que añadirles la mano de obra de los mecánicos para acoplar dicho componente, lo que supondría un coste añadido de 3.000 yuanes (unos 430 euros). 

Debido a estos elevados costes, la fuente china hace referencia a que los mismos propietarios que estaban interesados en hacer el mencionado cambio, muchos han llevado sus quejas a la marca debido al elevado precio de efectuar tal acción. Especialmente porque muchos de ellos ya llevan varios años pagando por el servicio de intercambio de baterías (unos 140 euros mensuales) por lo que piensan que deberían recibir un importante descuento o unos precios más atractivos. 

A día de hoy parece que NIO puede tener ahí ciertos problemas con un concreto grupo de clientes, sin embargo desde la compañía de coches eléctricos aseguran que esto no supone ningún tipo de problema para la firma, ni tampoco para la confianza que los mismos clientes depositan en ella. De hecho, NIO asegura que su servicio de intercambio de baterías funciona a la perfección y la práctica totalidad de propietarios que escoge esta opción están muy contentos por su elección y que, en un futuro, volverían a escogerlo de ser necesario. Recordemos que NIO posee actualmente un total de 900 estaciones de intercambio, la mayoría de ellas en China aunque en Europa ya tenemos una ubicada en Noruega, país en el que desembarcó la marca hace unos meses.

Conversaciones: